thumbnail Hola,

Ya se sabía, pero, este mediodía, la Bruja estampó su firma y oficializó su vínculo con Estudiantes por un año. Se suma a lista de los que volvieron después del retiro.

Ya se sabía desde hacía meses. Ya se lo había visto en los entrenamientos y hasta jugó ya un partido amistoso. Pero este jueves al mediodía, Juan Sebastián Verón oficializó su regresó y estampó su autógrafo en un contrato que lo vinculará con Estudiantes de La Plata hasta junio de 2014.

Este regreso se suma a otros que se vienen sucediendo cada vez con más normalidad en el fútbol argentino. A pesar de las jóvenes promesas que surgen, y rápidamente se despiden, los más grandes, y hasta ya retirados, saben que pueden volver y hacer la diferencia. Juan Román Riquelme y Matías Almeyda son dos ejemplos claros de esta situación.

El caso de Román se dio hace tan sólo un año atrás. Boca acababa de perder la Copa Libertadores ante Corinthians y, desde algunas horas antes, se rumoreaba lo que el 10 terminó confirmando algunos minutos después de que terminó el partido: no seguiría en el club de sus amores. La áspera relación que mantenía con Julio César Falcioni, por entonces el DT, y con el propio Daniel Angelici, hicieron que JRR decidiera dar el paso al costado que sólo duró seis meses. En diciembre llegó Bianchi y el Torero decidió pegar la vuelta.

En River se dio una situación similar. Almeyda se retiró y volvió varias veces. En 2006 parecía que su carrera terminaba en Quilmes, pero se fue a Noruega en 2007, en donde dejó el fútbol hasta el 2009, cuando retomó para ponerse la camiseta de Fénix, en la D. Tras un paso frustrado por la divisional más baja, el Pelado volvió al Millonario para jugar con los vetaranos y, luego, con el plantel profesional.

Otras figuras importantes que regresaron a las canchas fueron Alberto Acosta, que también volvió a jugar en Fénix, pero en 2008, tras cuatro años de inactividad y con 41 años, y Diego Armando Maradona, allá por 1992, tras un retiro obligado de 15 meses por un dopaje positivo, jugando para el Sevilla, en donde estaba Carlos Bilardo.

Sin dudas, lo más grandes están al poder. Si bien siguen apareciendo juveniles que tienen una gran calidad, su paso fugaz por los clubes hace que los más experimentados sacan ventaja. Por eso, hoy se puede ver a jugadores como Riquelme, Leonardo Ponzio, Sebastián Saja, Daniel Montenegro y Leandro Romagnoli ser emblemas y conductores de sus respectivos equipos.

Encuesta del día

¿Quién fue mejor en el Torneo Final: Luciano Vietto o Agustín Orion?

Artículos relacionados