thumbnail Hola,

Todos contra todos

En el fútbol argentino se viven tiempos violentos. Durante este torneo se han vivido graves incidentes tanto dentro como fuera de las canchas.

Fecha a fecha, semana a semana, el fútbol argentino es noticia, pero no siempre por lo deportivo. Desde hace algunos años que en el país se viven hechos de violencia vinculados directamente con el deporte. Dirigentes contra barras, barras contra barras, barras contra la policía y facciones contra facciones. Parece no haber límites para los que manejan las tribunas.

Durante el Torneo Final hubo varias situaciones que lamentar, pero sin dudas la peor de todas fue la muerte de Javier Gerez, el hincha de Lanús que falleció en las inmediaciones del Estadio Único de La Plata en un enfrentamiento confuso entre "La 14" (la barra brava del Grana) y la Policía Bonaerense. Gerez, quien era miembro del grueso de la hinchada, le había ido a pedir a un oficial que dejen de dispararle a la gente cuando él mismo recibió un tiro a quemarropa.

Otro de los clubes que vivió un clima tenso a lo largo de todo el certamen fue Independiente. Es que el el equipo que dirige Miguel Ángel Brindisi vivió un semestre para el olvido en cuanto a lo deportivo y la gente no soportó perder la categoría. Hubo constantes agresiones al plantel durante las prácticas, que obligaron a que los jugadores se entrenen en Ezeiza durante las últimas fechas, y contra la dirigencia. La gente estalló en dos momentos claves: primero en cancha de River, rompiendo la tribuna donde se ubicaron en el Monumental, y luego en la Asamblea de Comisión Directiva, en la cual agredieron fuertemente a Javier Cantero.

Dos partidos que fueron suspendidos por problemas en las tribunas fueron San Martín (SJ) ante Racing y Vélez frente a All Boys. El primero se paró a los 43 minutos del segundo tiempo, cuando Racing ganaba por 3 a 0. Los hinchas locales, molestos por el mal momento que vivía el equipo, comenzaron a arrojar elementos contundentes al campo de juego y Carlos Maglio decidió detenerlo. El segundo se interrumpió a los 26 minutos del primer tiempo por incidentes en la tribuna visitante: la gente de All Boys se quejaba de que el sector que les habían asignado no era suficiente, rompieron el enrejado y generaron un peligro de invasión. Pablo Díaz, el referee, decidió finalizarlo porque "no había las garantías necesarias para la reanudación".

El fútbol argentino no tiene paz. Es todos contra todos...

Encuesta del día

¿Quién fue mejor en el Torneo Final: Ignacio Scocco o Maxi Rodríguez?

Artículos relacionados