thumbnail Hola,

Puro humo

El Superclásico estuvo demorado durante cinco minutos por las bengalas y la pirotecnia que tiraron los hinchas de Boca, junto con varias personas subidas al alambrado.

El Superclásico es así y por eso llama tanto la atención. El color y la fiesta alrededor suelen ser lo que más llama la atención. El año pasado fue el chancho, este año fueron bengalas y "fantasmitas de la B". Pero algunos dieron una vuelta de rosca más y se subieron a los alambrados y le tiraron algunos "Tres tiros" a Barovero.

Por eso, Delfino decidió parar el partido durante cinco minutos en primera instancia, hasta que terminara el humo de las bengalas y la gente se baje del alambrado que separa la cancha de la tribuna. Luego, estuvo cerca de suspenderlo por algunas agresiones al arquero de River, a quien le arrojaron algunos proyectiles, incluyendo pirotecnia.

Artículos relacionados