thumbnail Hola,

El miércoles Huracán fue eliminado de la Copa Argentina y ayer la barra brava se metió en el vestuario para intimidar al plantel. Ganó la violencia: renunció el entrenador.

Como se esperaba, hoy renunció Juan Manuel Llop a su cargo como entrenador de Huracán. La violencia en el fútbol argentino sumó ayer otro triste episodio que esta vez pagó el cuerpo técnico y parte del plantel de la institución de Parque Patricios.

Luego de la eliminación por penales de la Copa Argentina ante Godoy Cruz –el miércoles por la noche–, la barra brava de Huracán ingresó ayer en los vestuarios tras el entrenamiento para apretar al plantel. Encapuchados y armados, robaron y golpearon a algunos jugadores –Mauro Milano y Walter Busse–, sembraron miedo, rompieron autos.

Fue Llop quien dio a conocer el caso denunciando lo sucedido por radio. El preparador físico, Hugo Reinaudo, ya había dimitido anoche, mientras dirigentes y cuerpo técnico estaban reunidos para ver cómo seguir.

Esta mañana, antes de la práctica, el entrenador, que pese a no meter al equipo en los lugares de ascenso a Primera, realizó una buena campaña –al asumir el Globo estaba complicado con los promedios– presentó su renuncia. Y son varios los jugadores que quieren seguir los pasos del Chocho porque no se sienten seguros tras lo sucedido ayer.

Artículos relacionados