thumbnail Hola,

Tras el empate ante Vélez y la derrota en Rosario, Ramón Díaz intenta devolver la capacidad goleadora perdida a River.

En el segundo tiempo del soporífero River-Vélez hubo un mensaje claro de Ramón Díaz a sus dirigidos: nadie es intocable. Pocos imaginaban, al preparse los ingresos de Luna e iturbe, que la dupla de ataque titular, conformada por Mora y Trezeguet, fuera quitada del campo de juego en un mismo movimiento. El riojano no está conforme con el nivel de juego de sus jugadores y particularmente, al no ser ajeno al puesto, el de sus delanteros.  Espera más de un mundialista consumado como Trezeguet y extraña el rendimiento del uruguayo, protagonista de los sueños de las noches de verano de River Plate. Necesitado de victorias para mantener viva la ilusión de sus seguidores, la semana arrancó con cambio de nombres y esquema.

El entrenamiento del martes, suspendido por la copiosa lluvia que azotó a Buenos Aires, tuvo como protagonista al olvidado Rogelio Funes Mori. Ramón Díaz separó al delantero y sostuvieron una larga charla que no pasó inadvertida. Este Miércoles vió al mendozino compartir la dupla ofensiva con Carlos Luna, en el ensayo formal de fútbol, mientras que Trezeguet y Mora jugaron en el equipo suplente. Ramón Díaz siempre inculcó la competencia en sus planteles y esta no es la excepción. Carlos Luna, goleador de River en este torneo con 3 tantos, expresó su motivación "siempre quiero estar, en todos los partidos". Mientras que Funes Mori, desde la llegada de Díaz, vió muy pocos minutos de juego.

Además del cambio de nombres, el sistema táctico vuelve a transformarse. En la práctica de hoy se observó un 3-4-1-2, con Manuel Lanzini en posición de claro enganche. El equipo titular formó con Barovero al arco, Abecasis, González Pirez y Balanta, Sánchez, Ledesma, Rojas y Vangioni, el mencionado Lanzini, Funes Mori y Luna. La confirmación de Abecasis como central derecho dependerá de la recuperación de Mercado. El debut del juvenil colombiano Balanta parece una certeza tras la suspensión de Botinelli. Ariel Rojas, de nivel irregular y apariciones espontáneas, reemplazará al suspendido Ponzio. Lo que no está definido es quién llevará la cinta de capitán ante la ausencia de Trezeguet y Ponzio.

Junto al inicio de los torneos Apertura '95 y '98, este arranque bajo el mando de Ramón Díaz es el menos efectivo ofensivamente en la trayectoria del técnico. La gran diferencia con los torneos de la decada del '90 es que River los afrontaba jugando más de una competición (Supercopa y Mercosur), situación distinta a la actual del club. River depende de la capacidad goleadora de sus jugadores, pero la carencia de conversiones es un claro sintoma de la baja construcción de juego del equipo y la nula sorpresa que genera River cuando el rival marca bien las bandas. De querer continuar en la lucha de este torneo, River deberá buscar la victoria contra Racing en el Cilindro de Avellaneda.

Artículos relacionados