thumbnail Hola,

El acceso a la fase de grupos de la Copa Libertadores le traerá un febrero movido a Tigre. Viajes, partidos del Torneo Inicial y varios enfrentamientos con equipos grandes.

Después de vencer al Deportivo Anzoátegui en el enfrentamiento mano a mano para asegurarse un lugar en la segunda fase de la Copa Libertadores, Tigre se garantizó la disputa de seis partidos más por la máxima competición continental. El equipo de Néstor Gorosito integra el Grupo 2, junto a Palmeiras de Brasil, Sporting Cristal de Perú y Libertad de Paraguay. Luego de la conflictiva final de la Copa Sudamericana, que aún no encuentra definiciones en los escritorios de CONMEBOL, Pipo tendrá revancha compitiendo en la región.

Sin embargo, no será un camino fácil de transitar para el Matador de Victoria, ya que sin dudas tendrá más de un dolor de cabeza en el futuro, debido a la acumulación de partidos en el calendario. Tras haber sido el equipo argentino que más partidos disputó en el segundo semestre de 2012 (27), dependiendo de los resultados en la Copa podría repetir en esta mitad del 2013. Porque debido a aquella final disputada con el San Pablo, Tigre aún debe disputar la última fecha del Torneo Inicial. Y también la doce, frente a Independiente, en un encuentro que se suspendió por razones climatológicas.

Un fixture complicado
03/02
Independiente (V)
09/02
Estudiantes (V)
13/02
Quilmes (V)
17/02
Boca (L)
21/02
Libertad (L)
24/02 River (V)
28/02
Sporting Cristal (V)
03/03
All Boys (L)
06/03
Palmeiras (L)
10/03 San Lorenzo (V)
En total, Tigre tiene garantizados 30 partidos de aquí al invierno. A los dos ya disputados ante el Deportivo Anzoátegui de Venezuela, se le suman -como mínimo- los seis correspondientes a la fase de grupos de la Libertadores, los 19 del Torneo Final, los dos pendientes del Inicial y, al menos, un partido de la Copa Argentina, ante Juventud Antoniana.

Pero no solo la cantidad de partidos es lo que sin dudas tendrá en vilo a Pipo. Cuando dé vuelta la hoja del mes de enero en el almanaque, el entrenador se encontrará con un febrero que, pese a ser el más corto de los doce meses, tendrá más intensidad que cualquier otro. Es que desde ayer hasta el fin de semana del 10 de marzo, Tigre habrá jugado once partidos, a razón de dos por semana. Recién después de enfrentar a San Lorenzo, en la quinta fecha del Torneo Final, el equipo del norte del Gran Buenos Aires podría tener fecha libre entresemana, dependiendo de cuándo le toque jugar por los 24avos de la Copa Argentina.

Además, Tigre enfrentará, en ese lapso, a cuatro de los cinco grandes (Independiente, Boca, River y San Lorenzo). Y aunque seis de los diez partidos en el horizonte son en calidad de visitante, solo tendrá un viaje largo, a Perú, para enfrentar a Sporting Cristal. La serie de partidos del Matador podría extenderse en caso de que el partido frente a Juventud Antoniana se programe luego del enfrentamiento ante San Lorenzo, algo que, teniendo en cuenta las fechas de la Copa Argentina, aparece como probable.

Artículos relacionados