thumbnail Hola,

Racing e Independiente igualaron en un partido intenso y con varias llegadas. Las figuras fueron los arqueros. El Rojo hizo un poco más, pero el resultado no está mal.

Racing venía de derrotar a Boca. Independiente, de perder con River. Con distintas realidades llegaban los dos grandes de Avellaneda a este primer clásico de verano. La Academia puso a todos sus titulares que tenía a disposición. El Rojo guardó algo pero presentó a Daniel Montenegro, el ídolo que volvió a dar una mano en este mal momento.

De entrada se notó que iba a ser un partido muy intenso. Racing intentaba hacer manija a Mauro Camoranesi. Independiente se repartía la tarea de creación entre el Rolfi y Miranda, un chico de las inferiores que hizo un partidazo.

Independiente empezó más incisivo, con ataques rápidos y remates desde afuera. Sebastián Saja, la figura del partido, se lo sacó a Benítez, Montenegro y Miranda en tres jugdas consecutivas. Un rato más tarde, Benítez estrelló un remate en el travesaño. El dominio de los del Tolo Gallego no podía transformarse en gol, todo por culpa de Saja.

Racing se despertó un rato después y comenzó a merodear el arco defendido por Diego Rodríguez, que también tuvo una gran actuación. Racing utilizaba a sus laterales, Pillud y García, para intentar lastimar. Ambos llegaban al fondo y hasta ingresaban al área. De todas maneras, la Academia no pudo generar mucho peligro en el primer tiempo.

El segundo arrancó con todo también, pero al revés. El que tomó la iniciativa fue Racing. Rodríguez se lo saco primero a Camoranesi y luego a Fernando Ortíz. El Rojo rápidamente contestó con dos contras de Montenegro (bien resuelta por Saja) y Miranda, que remató desviado desde la medialuna.

Los últimos 25 minutos se desvirtuaron un poco por los cambios y el cansancio, aunque la más clara de Racing llegó sobre los 90 minutos con un cabezazo violento de Bruno Zuculini que sacó muy bien el pibe Rodríguez.

El 0-0 les sentó bien  a ambos que se fueron tranquilos. El único que se fue un poco preocupado fue el Tolo Gallego por la lesión de Jonathan Santana, aunque es posible que haya sido solo una contractura.

Artículos relacionados