Está hecho un Demonio

Gabriel Hauche aprovechó la oportunidad desde el arranque y fue actor principal en la victoria por 2-1 de Racing sobre Boca.
En la vuelta de Carlos Bianchi al banco de Boca, el festejo fue de Racing. Porque la Academia jugó un buen partido y venció con justicia al Xeneize por 2-1. El encuentro tuvo un gran ritmo, y desde el arranque ambos equipos generaron peligro constantemente. Gabriel Hauche, la figura del partido, abrió el marcador a los siete minutos del primer tiempo. Lucas Viatri lo empató rápidamente, pero Sebastián Saja, de penal, puso el 2-1 definitivo.

EL PRIMER HIT DEL VERANO
Ayer, River derrotó a Independiente en el primer partido del torneo de verano con dos goles de Rogelio Funes Mori

Ambos entrenadores presetaron formaciones mixtas, pensando en que en la próxima semana enfrentarán a sus clásios. En el armado de Racing, el mediocampo estuvo en gran nivel, con Mauro Camoranesi y Diego Villar moviendo los hilos del equipo. Gabriel Hauche, moviéndose por todo el frente de ataque, inquietó al fondo de Boca durante toda la noche. El Demonio vulneró el arco de Oscar Ustari temprano, y forzó la falta que culminó en el gol de Sebastián Saja, desde el punto penal. Lucas Viatri, con el arco a disposición luego de una mala salida del arquero académico había empatado temporalmente el partido.

En el equipo de Avellaneda hubo varios rendimientos destacados, y prácticamente no pasó sobresaltos luego del gol de Viatri. El control del partido estuvo siempre del lado de Racing. Con el correr del partido, el ritmo de juego fue decayendo, así como las chances de gol, que casi no existieron en la segunda mitad.