thumbnail Hola,

El entrenador de los del Viaducto elogió a sus jugadores y aseguró que en ningún momento se sintieron infieriores a Boca a pesar de los presentes opuestos de ambos equipos.

En junio se consagró campeón del Torneo Clausura y ahora, meses después, Arsenal volvió a levantar otra copa, la Supercopa. No venía bien en el fútbol local el equipo de Gustavo Alfaro pero este era un partido distinto y así lo entendieron sus jugadores, que fueron superiores a Boca en los 90 minutos de juego y estuvieron más finos que el rival en la definición por penales

"Gratitud hacia los muchachos más que nada porque no veníamos bien en el campeonato pero teníamos que dar una demostración cabal de coraje", comentó Alfaro ni bien finalizado el encuentro. En cuanto al partido, el DT de Arsenal aseguró: "En ningún momento nos sentmos inferiores a Boca, tuvimos las chances más claras y lo único que generaron ellos fue un remate de media distancia".

La virtud principal de Alfaro fue aislar a su plantel de la realidad del torneo y hacerle entender que las finales son partidos aparte y no se contempla el presente de los dos equipos. "La clave pasó por la actitud. Yo les decía que la táctica hoy quedaba de lado porque había que jugar con actitud y coraje", contó. A su entender, "había que correr, luchar, respetar a Boca pero demostrar que nosotros somos los campeones".

La diferencia en la experiencia entre un equipo y otro en definiciones es abismal y Alfaro, con un poco de ironía lo dejó en claro: "El escudito de Boca tiene tantas estrellas que cada vez las hacen más chicas así que dije 'es el momento de poner una estrella más en nusetro escudo'”.

Artículos relacionados