thumbnail Hola,

Luego de acordar el horario del partido para las 18.15 ante Boca, el Presidente de Quilmes le contestó con ironía al mandatario xeneize.

El encuentro del día sábado por la primera fecha del Torneo Inicial entre Quilmes y Boca se pasó de las 14 a las 18.15, para ayudar al conjunto xeneize tras su demora en Venezuela.

Si bien la AFA desestimó el pedido de postergación de Boca, Aníbal Fernández habló con Julio Grondona como un gesto de voluntad para “ser solución y no conflicto”, aunque dejó en claro que si era su equipo el que quedaba varado,  “el partido se jugaba a la misma hora".

"Dije que era una locura jugar a las 20, por la seguridad", aclaró el senador nacional y agregó que en la Asamblea también manifestó el deseo de que a Quilmes “lo tomen en cuenta y sea parte de estas situaciones”.

Fiel a su particular estilo para expresarse, le tiró irónicamente una solución al rival que enfrentará el Cervecero en su regreso a Primera, cuando todavía estaba en tierras bolivarianas: “Si los jugadores de Boca no llegan, que ataje Angelici”.

Relacionados