thumbnail Hola,

El rosarino, figura de la victoria ante Alemania, no quiere acordarse del Mundial. "Quería jugar el último partido, pero no ponerme fue lo correcto", afirmó.

Pese a ser la figura en el triunfo amistoso ante Alemania, y a ser elogiado por todo el mundo del fútbol, a Ángel Di María aún le queda una enorme espina. El rosarino habló en la radio AM 910 sobre la final del Mundial, que no pudo jugar por estar lesionado, y se lamentó: "Es feo recordar eso, cuando te pasan esas cosas en un Mundial es lo peor. Apenas me golpeé, cuando volví del partido ante Bélgica, me quedé como hasta las dos de la mañana con los médicos para tratar de recuperar. Todos los días estaba metiéndole por si pasaban mis compañeros a la final, pero no llegué."

Además, Fideo agregó: "Sabía que si jugaba, corría riesgo de romperme otra vez. Yo estaba dispuesto a jugar. Es lo que hablé con Sabella. La decisión era de él, pero la verdad es que corría el riesgo de romperme. Tampoco quería jugar cinco minutos y obligar a un cambio. Fue la decisión indicada".

Por último, el volante argentino habló sobre el debut de Martino y la gran victoria de la Selección ante Alemania. Manifestó: "Presionar nos da la posibilidad de estar más cerca del arco contrario y, con los jugadores que tenemos, de poder hacer más goles. Lo que nos pidió el Tata salió muy bien. Cada vez que robamos y salimos rápido por los costados creamos situaciones, así que estoy contento por eso".

Artículos relacionados