thumbnail Hola,

El entrenador convocará a los mismos 23 que fueron al Mundial para el amistoso con Alemania, pero de a poco empezará a verse su idea en el equipo.

Gerardo Martino debutará como técnico de la Selección argentina en menos de un mes, el 3 de septiembre. Ese día, el Tata se sentará en el banco de suplentes del Espirit Arena de Düsseldorf y pondrá en la cancha su primer equipo para enfrentar a Alemania. Pero el que se verá no será el equipo ideal del nuevo entrenador, sino una alineación casi calcada a la que jugó ese mismo cruce el 13 de julio pasado en el Maracaná, con la Copa del Mundo en juego. Para empezar a encontrar los primeros trazos claros de su obra habrá que esperar, probablemente, a los amistosos que el combinado albiceleste disputará en octubre.

El martes, a la salida de la reunión de Comité Ejecutivo, el presidente de AFA Luis Segura contó que en una de las charlas que mantuvieron, el DT le adelantó que los convocados para el amistoso contra los germanos serán los mismos 23 que Alejandro Sabella llevó a Brasil: "Me dijo que si arreglaba, convocaría a los jugadores del Mundial. Creo que se encamina en esa dirección y me parece lo más lógico". Sin embargo, para el futuro, es seguro que algunos nombres comenzarán a cambiar.

Por lo que mostró en sus pasos por Newell's y Barcelona, Martino sostendrá el 4-3-3 con el que los jugadores dijeron siempre sentirse más cómodos a lo largo de toda la Copa del Mundo y tocará poco de la base del equipo. Lionel Messi seguirá como guía futbolístico indiscutido y Javier Mascherano será el líder espiritual del movimiento. Y que ambos hayan sido dirigidos por el Tata en Barcelona es un muy buen punto de partida.

En cuanto al estilo, se buscarán futbolistas que se adapten más a las intenciones del nuevo entrenador. Y, así como durante el ciclo Sabella se hizo costumbre ver en las convocatorias a jugadores que Pachorra había dirigido en Estudiantes de La Plata, no sería extraño que empiecen a aparecer nombres con paso por Newell's: Nahuel Guzmán, Milton Casco, Santiago Vergini (a quien se mencionó como posible refuerzo del Barça durante el ciclo del Tata) o Ignacio Scocco aparecen como alternativas convocables.

Del equipo subcampeón del mundo, hay piezas que parecen inamovibles y otras, no tanto. En el arco, Sergio Romero está definitivamente afianzado en el puesto luego de su gran actuación mundialista, pero a la hora de buscar alternativas, el DT seguramente se inclinará por arqueros con buen juego de pies, que puedan ser el primer pase a la hora de salir jugando (una característica que no cumplen Mariano Andújar ni Agustín Orion). Abajo, Ezequiel Garay se ganó su lugar y habrá que pensar en laterales con proyección. Para el otro central, Mascherano vuelve a ser una alternativa: Martino lo utilizó en ese puesto en Barcelona.

En el medio, el Tata necesitará marca y jugadores con recorrido y buen trato de pelota para conseguir la transición rápida entre la defensa y el ataque: Ángel Di María es el ejemplo ideal. Y arriba, con Messi como guía, no hay demasiado por tocar, aunque todavía debe resolverse qué pasará con Carlos Tevez: en principio, las puertas están abiertas para que se produzca el regreso del delantero de Juventus, pero habrá que esperar.

Relacionados