thumbnail Hola,

El DT dijo que no sabe cuándo definirá si sigue al frente del Seleccionado argentino. Fue durante un acto en la Cámara de Diputados, donde reconocieron su trabajo en el Mundial.

Alejandro Sabella todavía no decidió si seguirá al frente del seleccionado argentino, tras consagrarse subcampeón del mundo en Brasil 2014. "No tomé la decision", dijo el técnico, "no puedo confirmar el día y el horario" en que se reunirá con el presidente de la AFA, Julio Grondona, una reunión que podría darse este fin de semana.

Sabella habló en la Cámara de Diputados de la Nación, donde este martes fue reconocido por su trabajo en la Copa del Mundo. Tras el acto, en una improvisada y desprolija conferencia de prensa, no dio pistas sobre su futuro. Y fiel a su humildad, admitió sus errores "en el primer partido" del Mundial cuando jugó con 5 defensores.

También defendió a Lionel Messi "porque fue criticado, y pienso que hay que asumir que se sacrificó por el equipo y eso lo hizo aun más grande".


Messi, Javier Mascherano y Manuel Belgrano, el creador de la bandera argentina, fueron los nombres propios que eligió resaltar Sabella en su discurso durante el acto. Y destacó que "la Selección es un sueño, un conjunto de ideas que se hizo carne" en el equipo de la Copa del Mundo.

Mientras se aguarda su pronunciamiento acerca de su futuro, Sabella fue homenajeado por los legisladores. Allí, remarcó su idea de construcción colectiva en torno al equipo nacional, dijo que Messi "es lejos el mejor jugador del mundo, el más grande todos" y lo elogió por su "altruismo y generosidad".

Sabella se mostró emocionado tras el video de presentación que repasó en imágenes y voz en off su carrera deportiva, desde el juvenil surgido en River Plate y su debut en el equipo campeón de Ángel Laburna, hasta su consagración como director técnico en el subcampeonato mundial en Brasil, pasando por los triunfos en la Copa Libertadores de América y el torneo local como DT de Estudiantes.

Al borde las lágrimas saludó con una mano en el hombro al presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, quien estaba a su izquierda, y tomó la palabra para ratificar el rumbo discursivo que lo guió desde su asunción al frente del seleccionado.

"Quiero transmitirles qué es lo que fue, o lo que intentamo con la selección nacional: un sueño, un conjunto de ideas", dijo Sabella. "Las ideas madre que nos guiaron todo este tiempo fueron conjugar el plural y no el singular; pensar en nostros y no en yo; dar antes que recibir; ser mejor persona para ser mejor profesional. Dar todo a los que tenemos alrededor, guardar la dosis de egoísmo dentro nuestro y que no la vea nadie".
 
El entrenador advirtió su discrepancia con el escritor Antoine de Saint-Exupery. "Me permito contradecir, dentro de mi ignorancia, la idea de que lo esencial es invisible a los ojos: si lo esencial es el alma y el espíritu, este equpo lo hizo visible, lo palpó la gente, por eso se produjo esa conjunción entre la gente y el equipo".

Acompañado por su ayudante técnico Julián Camino y el preparador físico Pablo Blanco -Claudio Gugnali estuvo ausente porque se fue de vacaciones- Sabella habló de su cuerpo técnico como "parte del grupo, un grupo que intentó dar lo máximo, y todo eso se fue plasmando con el tiempo, haciéndose carne".

El entrenador tuvo palabras especiales para los dos símbolos de su equipo. Primero se refirió a Lionel Messi, a quien describió como "el más grande de todos, el que es lejos el mejor jugador del mundo", y dijo que el capitán "hizo un Mundial excelente, en la primera rueda brilló y en la segunda parte entendió que tenía que jugar de otra manera, y sacrificó el lucimiento personal en funcion del equipo y en beneficio de Argentina. Eso es altruismo y generosidad".

Y también destacó al subcapitán Mascherano, "un león dentro del campo de juego. Ellos fueron el sostén" del equipo, señaló.

Para terminar, Sabella recordó que el día en que fue presentado en el seleccionado nacional, recordó la figura de Manuel Belgrano, "que más que padre de la patria, con humildad se declaraba hijo de la patria, y en los valores que entregó durante su vida politica y militar, le agradezco porque nos marcó el camino, y cuando el camino se bifurcaba nos iluminó a dónde teníamos que ir. Y nos dio la fuerza para nunca dejar de lado las convicciones".

Relacionados