thumbnail Hola,

Los jugadores practicaron en Belo Horizonte luego del triunfo ante Suiza. Sabella deberá definir el equipo para el encuentro del próximo sábado, sin la presencia de Marcos Rojo.

El encuentro ante Suiza fue desgastante. Desde lo físico, por haber tenido que disputar el alargue, y también desde lo psicológico, porque el gol de Di María llegó recién a los 118 minutos y el sufrimiento duró hasta el último segundo del partido. Por eso, los jugadores de la Selección argentina volvieron a las prácticas, pero sólo realizaron trabajos livianos, ya pensando en el duelo con Bélgica.

Los titulares hicieron movimientos regenerativos; mientras que Sergio Agüero, quien continúa con su recuperación por una lesión muscular en el bíceps femoral de la pierna izquierda, trabajó algunos minutos a la par de sus compañeros y luego realizó ejercicios diferenciados -piques cortos y frenos para activar el músculo- junto al kinesiólogo Luis García.

Sabella, por su parte, sí comienza a trabajar duro pensando en el equipo que parará el próximo sábado en Brasilia, sin la presencia de Marcos Rojo, quien recibió la segunda amarilla ante el conjunto europeo. En la conferencia posterior al encuentro del martes, Pachorra dio a entender que Basanta es el reemplazante natural del jugador de Sporting Lisboa, pero ahora habrá que esperar a que lo confirme oficialmente.

Por otra parte, una de las mayores incógnitas de la semana será saber si Lavezzi, a quien se lo vio incómodo durante el último compromiso, volverá a ser el reemplazante de Agüero o si esta vez el entrenador optará por poner a un volante más para que colabore con Mascherano en la mitad de la cancha. Biglia, quien ingresó por el Pocho ante Suiza, y Maxi Rodríguez, son algunas de las variantes con las que cuenta el DT.

El nivel de Federico Fernández, Gago e Higuaín son otras de las dudas que se sembraron a lo largo del Mundial, pero recién serán despejadas en las próximas prácticas, cuando Sabella pase sus ideas de los papeles a la cancha.

 

Relacionados