thumbnail Hola,

En los últimos meses, varios integrantes de la Selección Argentina sufrieron lesiones musculares que preocupan a Alejandro Sabella. ¿Cuáles son los motivos?

De los habituales titulares de la Selección Argentina, varios terminan el año afuera de la cancha por lesiones musculares, algo que seguramente deja intranquilo a Alejandro Sabella de cara al semestre previo a la Copa del Mundo. Esta vez, el que cayó es Pablo Zabaleta, que se suma a la lista de Fernando Gago, Lionel Messi y Sergio Agüero.

Aunque el capitán de la selección ya está en la etapa final de su recuperación, Gago tuvo recurrentes desgarros en ambas piernas durante todo el año y el Kun Agüero estará, como mínimo, un mes más sin jugar, al igual que -seguramente- Pablo Zabaleta. El lateral derecho salió reemplazado con un fuerte dolor muscular en el muslo de la pierna derecha a los 12 minutos en la victoria de Manchester City ante Leicester por la Copa de la Liga.

Tras el breve repaso de los problemas físicos de los jugadores de la selección argentina, enseguida surje el interrogante: ¿Qué pasa con los jugadores que se lesionan tanto? Posiblemente uno de los motivos sea la fatiga muscular acumulada por tantos partidos y por la exigencia de los entrenamientos. Lógicamente, cada preparador físico decidirá junto al entrenador de los respectivos equipos cómo llevar al jugador y establecerá los tiempos de recuperación, que a veces son apresurados por la importancia de los protagonistas para el equipo.

Sin embargo, antes que curar habría que prevenir y hasta ahora parece que son pocos los que lo han logrado. El término "pocos" engloba a jugadores y también a los cuerpos técnicos, porque en todas las líneas del conjunto de Sabella hay lesionados y por el momento nadie descubrió el porqué. En la defensa, Marcos Rojo estuvo más de dos meses inactivo en tres períodos entre agosto y diciembre, y ahora cayó Zabaleta, el lateral derecho predilecto de Pachorra. En el medio, el problema principal es Gago, que siempre volvió entre algodones y así lo pagó, y en el ataque el único que hasta ahora esquiva los problemas físicos es Pipita Higuaín, porque Messi y Agüero también se desgarraron a fin de año y pasarán las fiestas entre masajes y sesiones de ultrasonido.

Una solución posible podría ser el famoso "pijama training" que implementó Brasil en el Mundial de Sudáfrica 2010, que consistía en que los jugadores descansaran e hicieran apenas algunos movimientos livianos para relajar sus piernas. Si los equipos europeos pusieran en práctica un estilo similar a este en los períodos de mayor competencia, el desgaste físico de los jugadores sería menor y tendrían más energía en los partidos y hasta disminuiría el riesgo de las lesiones.

Los músculos de cada jugador reaccionan de distintas formas a un mismo estímulo y por eso, para evitarlo, se deberían implementar distintos grupos de entrenamiento según la "fragilidad" de cada uno porque, de lo contrario, de acá al Mundial seguirán siendo noticia los jugadores por sus lesiones y Alejandro Sabella vivirá al borde de un ataque de nervios.


Artículos relacionados