thumbnail Hola,

Los últimos partidos dejaron certezas, pero aún restan nombres por definir. A 239 días del Mundial, ¿cuántos lugares quedan vacantes en la consideración del técnico de Argentina?

Pasó la última doble jornada de Eliminatorias sudamericanas. Para las selecciones ya clasificadas, como la Argentina, se terminó un proceso pero comenzó otro, de medio año, en el que los directores técnicos deberán decidir los 23 convocados para afrontar la cita máxima, la Copa del Mundo de Brasil 2014.

Con un pie y medio en el avión

Sergio Romero (Monaco)
Mariano Andújar (Catania)
Agustín Orión (Boca)
Ezequiel Garay (Benfica)
Federico Fernández (Napoli)
Pablo Zabaleta (Manchester City)
Fabricio Coloccini (Newcastle)
Hugo Campagnaro (Inter)
José Basanta (Monterrey)
Marcos Rojo (Sporting Lisboa)
Javier Mascherano (Barcelona)
Fernando Gago (Boca)
Ángel Di María (Real Madrid)
Ever Banega (Valencia)
Lucas Biglia (Lazio)
Maxi Rodríguez (Newell's)
Lionel Messi (Barcelona)
Sergio Agüero (Manchester City)
Ezequiel Lavezzi (PSG)
Gonzalo Higuaín (Napoli)
Rodrigo Palacio (Inter)

La lista para el Mundial es un terma de debate nacional. Y mucho más en un país tan futbolero como Argentina, en el que todos son técnicos. Pero el que tendrá esa responsabilidad durante los próximos seis meses será Alejandro Sabella que, tras las últimas presentaciones de su equipo -como el triunfo sobre Perú-, sumó certezas de cara a la definición de los 23 nombres.

En noviembre próximo, el entrenador argentino tendrá la posibilidad de ver a sus dirigidos en acción y de probar algunos nombres que, por actualidad en sus clubes, tendrán una merecida chance. Será en dos amistosos en Estados Unidos; el 15 contra Rusia (Nueva York) y el 18 ante Bosnia (Saint Louis). Sabella tendría en mente llamar para esos duelos a Nicolás Otamendi (lo había convocado en el inicio de su ciclo al frente de la Selección), Gonzalo Rodríguez y Lucas Orban.

El DT argentino no se avergüenza por las falencias de su equipo. Las asume y las ataca, buscando variantes para algunos puestos donde todavía tiene dudas, pero, sobre todo, brindándole la confianza necesaria a un grupo de jugadores con los que viene trabajando de un tiempo a esta parte. Más precisamente, después de aquella victoria en Colombia, la del quiebre en el andar de la Albiceleste.

Sabella tiene tan claro que, además de Sergio Romero, llevará a Mariano Andújar y Agustín Orión, como que la defensa es el sector considerado como el punto más débil de un seleccionado repleto de potencial de primer nivel en ofensiva. Por eso, aunque -además de los cuatro titulares- parecen tener un lugar seguro Hugo Campagnaro, Fabricio Coloccini y José Basanta, la idea de sumar un octavo defensor no sería descabellada desde la óptica de Pachorra.

Más allá del buen nivel de ambos en la reciente derrota ante Uruguay, Lucas Biglia y Maxi Rodríguez cumplieron en cada convocatoria que les tocó estar. Junto a Ever Banega, completan una nómina de seis mediocampistas (más Javier Mascherano, Fernando Gago y Ángel Di María) que sumaría un nombre que, hoy por hoy, se reduce a: Erick Lamela, Ricky Álvarez, José Sosa o Augusto Fernández.

Arriba, el panorama está claro. Detrás de Lionel Messi, Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero, tienen su lugar confirmado Ezequiel Lavezzi y Rodrigo Palacio. ¿Habrá espacio para un 9 de área como alternativa para el Pipa? Mauro Icardi, Franco Di Santo e Ignacio Scocco todavía sueñan.

De no surgir ningún contratiempo, Sabella tiene definidos 21 apellidos (ver 'Con un pie y medio en el avión') que se aseguraron un pasaje al Mundial de Brasil 2014. Tres arqueros, siete defensores, seis mediocampistas y cinco delanteros. Todavía le queda tiempo para probar, decidir los dos restantes y, quizás, hacer algún retoque.

Artículos relacionados