Allá vamos

Argentina venció 3-1 a Perú en una confirmación de que el recambio se ganó un lugar en el Mundial: Lavezzi hizo dos goles, Palacio otro, y Banega y Biglia fueron dos relojitos.

Si en el Mundial de Brasil se lesionaran al mismo tiempo cuatro jugadores titulares para Alejandro Sabella (Lionel Messi, Gonzalo Higuaín, Fernando Gago y Javier Mascherano), escribiríamos sobre una catástrofe para la Selección argentina.

Sin embargo, en esta oportunidad, con el equipo ya clasificado y ante un rival inferior y fuera de competencia, el infortunio de algunos le sirvió a otros para demostrarle al entrenador y a los hinchas que se puede confiar en ellos. Que están listos para la gran cita mundialista del año que viene.

El Pocho Lavezzi y Rodrigo Palacio se entendieron a la perfección e inclusive fueron más claros que el Kun Agüero, el delantero que suele formar el tridente ofensivo con Messi e Higuaín. Sin una gran actuación de Ángel Di María, otro de los titulares para el DT y capitán ante Perú, fueron fundamentales las diagonales de la Joya y el Pocho para romper a la defensa rival.

Fue una victoria inobjetable y vistosa. Dos goles de Lavezzi y uno de Palacio que dieron vuelta un partido que había comenzado con un grito del peruano Pizarro, tras un error defensivo y una mala salida de Romero.

Sabella sabe que cuenta con dos puntas veloces y con gol, que pueden ser extremos, por si necesita modificar su esquema en algún momento. Con Lavezzi y Palacio bien físicamente, parece difícil, aunque falten ocho meses, que se modifique la nómina de atacantes.

Además del recambio ofensivo, el equipo demostró un buen manejo del balón, gracias a la precisión de sus volantes centrales. Lucas Biglia y Éver Banega, reemplazantes de Mascherano y Gago, respectivamente, también estuvieron a la altura y aprobaron con creces el examen. Biglia, hoy en Lazio, jugó más retrasado y Banega, de Valencia, se movió cerca de Di María, buscando ese pase filtrado que deja solo a un delantero.

En contrapartida al buen rendimiento de los volantes y delanteros, la defensa -incluido el arquero- dejó dudas ante los contragolpes del equipo peruano. Allí será donde Sabella deberá buscar un mejor funcionamiento y sobre todo algunas variantes. Porque los del medio y los de arriba, parecen estar definidos.