thumbnail Hola,

Ante las ausencias de Messi y Mascherano, el capitán de la Selección contra Perú será Ángel Di María: la decisión de Sabella es un premio para el "cuarto fantástico".

Pocos interrogantes quedaban por develar en relación al último compromiso oficial de la Selección argentina como local previo al Mundial de Brasil 2014. Puede ser anecdótico, pero a su vez es significativo por el valor simbólico de la elección: Alejandro Sabella decidió que Ángel Di María sea el capitán en el encuentro frente a Perú, por la penúltima fecha de las Eliminatorias sudamericanas.

Con el equipo casi definido para este compromiso, el entrenador debía determinar qué futbolista luciría la cinta ante las ausencias de Lionel Messi (capitán) y Javier Mascherano (subcapitán), ambos lesionados. Y será el mediocampista de Real Madrid, el "cuarto fantástico". Sin duda, una muestra del valor que el entrenador le otorga al zurdo, quien con su función de volante-delantero aporta una cuota de sacrificio y desequilibrio muy difícil de reemplazar.

En la única atención a la prensa, que se produjo el martes, Di María había declarado que no sentía una responsabilidad mayor por integrar un equipo en el que no jugarían Messi, Higuaín o Mascherano. "Yo sigo haciendo mi trabajo, como siempre. Las cosas me están saliendo bien y por eso sigo convocado y sigo jugando. La verdad es que estoy contento por eso y nada más".

Todavía no sabía que sería el capitán. Será la primera vez que el ex-Rosario Central ingrese a un campo de juego con la cinta ajustada en su brazo, situación que ni siquiera había vivido en las Inferiores.

Artículos relacionados