thumbnail Hola,

Pensando en el Mundial, Sabella apuesta por el poker conformado por Messi, Higuaín, Agüero y Di María, aunque advierte: "Hay que buscar variantes".

Con el boleto a Brasil 2014 ya en el bolsillo, es tiempo de balances y planes a futuro para la Selección Argentina. Así lo entiende Alejandro Sabella, entrenador de la Albiceleste, quien ya tiene la cabeza en el Mundial y piensa en el equipo y en una lista que, según comentó, ya tiene definida en un gran porcentaje, aunque "hay que esperar, todavía falta un año y pueden pasar muchas cosas".

En diálogo con el programa Líbero de TyC Sports, Sabella tocó varios temas: las convocatorias, el juego de su equipo, la famosa "manta corta", Messi y sus candidatos para el Mundial, entre otras cosas. Pase y lea.

Mucho se habla sobre las dos caras de la Selección. La capacidad ofensiva y tremenda cuota goleadora por un lado, y la endeblez defensiva por el otro. Sobre esto, Sabella volvió a opinar como siempre: "Nosotros tenemos una gran potencialidad ofensiva, con el mejor jugador del mundo y otros grandes futbolistas como Di María, Higuaín y el Kun (Agüero) que lo potencian. Defensivamente, es un trabajo en conjunto. De a poco vamos mejorando".

Ya pensando en el Mundial, el exentrenador de Estudiantes de La Plata dio a entender que se volcará por los cuatro de arriba en todos los partidos, aunque no fue terminante: "La primera opción es que los cuatro de adelante jueguen, después hay que buscar variantes".

Con respecto a la poca actividad que están teniendo Federico Fernández (Napoli) y Sergio Romero (Monaco), Sabella mostró apenas un dejo de preocupación: "Fernández ya sufrió esto hace un año y en la Selección rindió bien. Veremos si en enero cambia de club. El caso de Romero es parecido, en Monaco no juega. Hay que esperar".

Consultado sobre la posibilidad de que Javier Mascherano juegue como central, el entrenador no lo descartó pero sostuvo que lo prefiere en el lugar en el que está: "La chance de Mascherano de central está, pero para nosotros es muy importante en la posición en la que juega. Hace un trabajo vital".

Sabella también se mostró tranquilo cuando habló sobre Lionel Messi y su lesión: "Está haciendo una rehabilitación tomando más pausa de lo normal, porque el calendario se lo permite. Messi tiene esa fuerza de voluntad, ese amor propio de todos los grandes jugadores que quieren hacer un gol más, una jugada más. Por eso juega siempre y es difícil hacerlo descansar. El partido con Bolivia lo jugó porque estábamos jugando la clasificación".

Si bien se sospecha que gran parte de la lista para el Mundial ya está definida, Sabella no dio pistas o nombres, aunque dio a entender que en su cabeza quedan pocos lugares: "Tengo un porcentaje de la lista casi definido pero todo va a depender de lo que pase este año. Falta mucho todavía, puede haber lesiones u otras cuestiones".

Consultado sobre los que no son citados, por caso Carlos Tevez, el técnico del seleccionado nacional se mostró firme: "De los que no están prefiero no hablar, por respeto. Yo siempre dije que el grupo está por encima de las individualidades. El jugador de fútbol es un ser humano y hay que tratarlo como tal. Este grupo está bien, se fue afianzando y está muy bien tanto dentro como fuera del campo de juego. Una selección es un todo, un grupo es un todo".

En cuanto a Mauro Icardi y su reciente citación, Sabella comentó: "Había hablado con Icardi cuando estaba en Sampdoria, le pregunté cuál era su deseo y él me dijo que quería jugar en la Selección Argentina. Aquella vez le dije que en algún momento lo iba a citar. Es un 9 de área con gran juego aéreo -cosa que escasea en el mundo- es joven y juega en uno de los grandes de Europa".

El entrenador argentino también se hizo un tiempo para hablar sobre los candidatos pensando en Brasil 2014: "España y Alemania están un poquito por encima del resto, con Brasil casi en ese escalafón. ¿Argentina? Los triunfalismos nunca fueron buenos para nosotros. Somos un equipo en formación. España y Alemania son equipos que vienen jugando juntos hace muchos años, no sólo en la Selección sino también en sus clubes. Con respecto a Brasil, ser local puede ser un arma de doble filo, aunque no creo que les pese, tienen un entrenador con mucha experiencia (por Luiz Scolari)".

Relacionados