thumbnail Hola,

El pecado de Lavezzi

Luego de la polémica foto sentado en el sillón del Papa Francisco, el delantero de la Selección aclaró que "fue una broma".

La visita de la selección Argentina al Vaticano dejó, entre otras cosas, la polémica foto de Ezequiel Lavezzi sentado en el sillón Papal rodeado de sus compañeros de selección.

Tras el encuentro amistoso con victoria Argentina 2-1 sobre Italia, Lavezzi debió aclarar que todo "se trató de una broma" y que "nadie le había dicho que no podía hacerlo".

Relacionados