thumbnail Hola,

Leo quedó desafectado del partido con Italia a causa de un edema muscular en el cuádriceps izquierdo. El rosarino ni siquiera irá a la cancha, se vuelve para Barcelona.

La llegada de Lionel Messi a Roma para sumarse a los entrenamientos de la Selección Argentina esperanzó a los organizadores del evento y, especialmente, a los hinchas que tenían la ilusión de ver a Leo en la cancha. Pero si bien La Pulga practicó el lunes a la tarde junto con sus compañeros, su presencia en el partido ante Italia quedó descartada. El rosarino padece un edema muscular en su cuádriceps izquierdo y regresa para Barcelona. Después del encuentro protocolar con el Papa Francisco, que se celebró esta mañana, vuela hacia España. Lo sufre el Tata Martino.

Messi arrastraba una molestia en el cuádriceps de su pierna izquierda, una sobrecarga que le impidió participar del amistoso que el Barcelona jugó en Malasia el sábado. El que conoce a Leo sabe que siempre quiere jugar, más aún cuando se trata de un partido de la Selección, pero el cuerpo técnico comandado por Alejandro Sabella no lo arriesgará, sabiendo que se trata de un amistoso y que la temporada aún no comenzó.

Si el mejor jugador del mundo no puede estar, entonces el entrenador argentino deberá pensar en las variantes para reemplazarlo. Sin el Kun Agüero, quien no fue citado por una lesión, las alternativas en el ataque al menos para este partido son pocas. Aparte de Messi, Sabella convocó a Gonzalo Higuaín -quien seguro estará desde el arranque- a Ezequiel Lavezzi y a Rodrigo Palacio. ¿Jugarán los tres de entrada?

Si bien el ex DT de Estudiantes suele mantener el esquema con los tres delanteros, la baja de Messi puede hacerlo cambiar de opinión y formar un 4-4-2 con un Ángel Di María más suelto por la izquierda, sin tanta responsabilidad en la vuelta y bien cubierto por un doble cinco que seguramente estará compuesto por Javier Mascherano y Ever Banega o Lucas Biglia. Por la derecha, el que arrancaría con ventaja para este partido sería Maxi Rodríguez, aunque el DT también cuenta con Augusto Fernández para esa función.

Una opción menos probable es que Sabella se decida por poner cinco defensores, como hizo en los partidos en la altura tanto en Bolivia como en Ecuador. No parece ser este el partido para que el entrenador ponga un esquema tan defensivo.

Otra variante sería la de ubicar a Di María sobre la derecha y a Erik Lamela por la izquierda, con dos volantes detrás de ellos que se repartan la mitad y dos delanteros arriba. O incluso incluir al zurdo jugador de la Roma en la función de Messi, más libre, moviéndose por todo el frente de ataque, y con Banega un poco tirado a la derecha.

Opciones y variantes hay en la Selección. Lo único cierto es que no juega Messi, y que será una buena oportunidad para que el entrenador pruebe y observe cómo responden sus jugadores dentro del campo sin el as de espadas.

Artículos relacionados