thumbnail Hola,

Alejandro Sabella ya está en Roma a la espera del partido de Argentina ante Italia. Y más allá de las bajas que tendrá ante Paraguay, se inclinará por su dupla de centrales.

El domingo por la mañana encontró al avión de Aerolíneas Argentinas que aterrizó en Roma y llevó al director técnico de la Selección argentina, Alejandro Sabella, acompañado de sus colaboradores y los dos futbolistas que citó del fútbol local: Francisco Cerro y Maxi Rodríguez, para esperar el amistoso del próximo miércoles ante Italia, que se disputará en el Olímpico como homenaje al Papa Francisco.

Para este compromiso, que oficiará de preparación para la fecha de Eliminatorias de septiembre, donde la celeste y blanca visitará a Paraguay, la buena noticia es que Lionel Messi se sumará con el grueso del plantel durante el lunes sin haber tenido minutos en el partido que jugó Barcelona en Malasia.

24 son los futbolistas convocados y, del repaso de la nómina, se desprende que sólo cuatro de ellos se desempeñan como defensores centrales. ¿Qué es lo llamativo de esto? Cuando visite tierras guaraníes en busca de la clasificación al Mundial, Pachorra no podrá contar con Federico Fernández ni con Ezequiel Garay, ambos con dos amarillas y suspendidos, como así tampoco con Javier Mascherano.

De todas formas, todo indica que serán ellos los integrantes de la pareja de centrales y los que esperarán afuera serán Fabricio Coloccini y José María Basanta, que a su vez empiezan a perfilarse para el compromiso de Eliminatorias. ¿Y cómo puede entenderse la decisión? Sabella, metódico y detallista como pocos, ya piensa en el Mundial aunque públicamente diga que para eso habrá tiempo con la clasificación asegurada.

El DT preferiría no trabajar con la cabeza puesta sólo en 90 minutos sino mucho más alla, con la obligación de apuntalar la zona más discutida prácticamente desde que se hizo cargo del equipo. De todas maneras, debería ocurrir algo sorpresivo en esta temporada para que finalmente no sea ésa su zaga en el debut mundialista.

Y a partir de ahí se desprende otra pregunta: ¿cuál es el margen para una sorpresa? El entrenador no cuenta para la defensa con un abanico amplio de opciones. Argentina no se caracterizó en los últimos tiempos por ser un productor de zagueros centrales y de las últimas grandes transferencias de albicelestes sólo se registra la de Lisandro López desde Arsenal a Benfica. Licha tiene todo un año para mostrarse en Europa y justamente compartirá el equipo con Garay si no es vendido a Manchester United. Queda esperar al desempeño de Nicolás Burdisso en Roma, de Nicolás Otamendi en Porto y alguna aparición meteórica en el fútbol nacional.

Por lo pronto, y de cara a un duelo de primerísimo nivel ante la Azzurra, Alejandro Sabella seguirá con la pareja que eligió prácticamente desde su asunción y por la cual se decidió para cumplir el sueño de ganar la Copa del Mundo el año próximo en Brasil.

Artículos relacionados