thumbnail Hola,

Un 25 de junio pero de 1978, la Selección Argentina conseguía su primer título mundial. Y en el Monumental donde derrotó a Holanda, los campeones fueron homenajeados.

El 25 de junio de 1978, Argentina llegaba a la cima del mundo futbolístico. Esa noche, miles de camisetas albicelestes dentro del Monumental y millones a lo largo y a lo ancho del país, veían al equipo de César Luis Menotti consagrarse campeón del mundo por primera vez en su historia, tras vencer en la final a Holanda por un 3 a 1 emotivo que necesitó de una prórroga.

35 años se cumplieron de aquella noche. Y a modo de homenaje, Daniel Passarella decidió convocar a todo el plantel para realizar un homenaje en el mismo césped donde Mario Kempes (uno de los ausentes) marcó dos goles, Daniel Bertoni el siguiente, el Pato Fillol se lució como en cada partido y cada jugador aportó su granito de arena.

El actual Presidente de River y capitán de aquel conjunto le entregó a cada compañero una camiseta celeste y blanca con el número utilizado y el nombre. Después de años enemistado, se vio al Kaiser junto a Américo Gallego. Otro de los que no estuvo, también símbolo Millonario y distanciado del "Gran Capitán", fue el Beto Alonso. El tercer ausente fue Ricardo Lavolpe.

El contexto político de dicho logro no se puede obviar. Argentina era gobernada de facto desde el golpe de 1976 por la dictadura militar, de la cual se dijo que "colaboró" para el título. A metros del Estadio, en la Escuela de Mecánica de la Armada, funcionaba un centro clandestino de detención y la mayoría de los que pasaron por allí hoy siguen desaparecidos.

Quien tomó la voz fue Menotti, a modo de desagravio para los futbolistas: "Hay éxitos que no te mueven un pelo y otros te dejan muy cerca de la gloria. Estos jugadores merecen el reconocimiento", sentenció, agregando que "se comprometieron dos años antes, después lo manejaron con la hidalguía de los grandes. Hubo jugadores que fueron realmente desconocidos para el mundo del fútbol".

Y profundizando en el tema político, señaló que existe "esta cobardía de comparar al fútbol dentro de la política, podemos decir que han sido tan crueles y miserables algunos porque para mí fue la gesta más grande del deporte de la historia argentina. Uno sufre que no puede ser que algunos que no tengan reconocimiento".

"Fueron héroes para soportar medios de prensa, irresponsabilidad dirigencial hasta que llegó el presidente de AFA (Alfredo Cantilo, fallecido recientemente), el mundo del fútbol tiene que agradecerte por no haber bajado nunca los brazos", finalizó el entrenador.

Artículos relacionados