thumbnail Hola,

Impensado: Messi entre los suplentes. Sabella, preventivo, no lo arriesga vs Colombia. Los anteriores DTs ya habían tomado la misma decisión que Pachorra. Repasá algunos casos.

La imagen se convirtió en el símbolo de una derrota y es una de las postales más recurridas de la carrera de Lionel Messi. Sentado en el banco de suplentes, cruzado de brazos, como indiferente a la eliminación de Argentina, que se despedía del Mundial de Alemania tras haber caído en los penales frente al local. Así lo capturaron las cámaras a Leo aquella vez.

José Pekerman, el entrenador que hoy intentará llevarse los tres puntos del Monumental, sabe lo que significa dejar en el banco de suplentes al mejor futbolista del mundo. Fue criticado por esa decisión, por haber elegido a Julio Cruz en un momento clave de aquel partido de cuartos de final, con la Argentina ganando 1 a 0 y con los alemanes ofreciendo espacios para el contraataque, tentando su velocidad para liquidar la serie.

Pasaron siete años. El pibe dejó de serlo. Ahora es capitán, referente, y ya no se cruza de brazos ante las derrotas. No incluirlo entre los titulares, desde entonces, fue un riesgo que ningún entrenador quiso asumir. La Pulga volvió a sentarse en el banco únicamente por prevención. Como esta tarde ante Colombia. Hasta aquí había jugado todos los minutos por Eliminatorias.

En la Copa América del 2007, en Venezuela, el Coco Basile le dio descanso en la última fecha de la zona de grupos. La Selección, ya clasificada a los cuartos de final, derrotó a Paraguay 1 a 0 con gol de Javier Mascherano sin el crack del Barcelona, quien todavía no se había adueñado de la camiseta número 10, entonces propiedad de Juan Román Riquelme. Reemplazó a Esteban Cambiasso a los 19 minutos del segundo tiempo.

En los Juegos Olímpicos Beijing 2008, el Checho Batista repitió la fórmula preventiva de Basile. Esa Argentina Sub 23, que terminaría colgándose la medalla de oro, estaba clasificada a la siguiente ronda cuando le tocó enfrentar a Serbia, el último rival de la zona de grupos. Diego Buonanotte convirtió el único gol del partido, pero la nota de color la puso el público local. Los chinos asumieron la ausencia del astro como una traición personal, abandonaron su fanatismo por la Argentina e hicieron fuerza por los europeos.

Maradona también se dio el lujo de prescindir de la Pulga. Canada se presentaba como un rival accesible, imposible de arruinar la despedida de su Selección, en la cancha de River, antes de viajar rumbo a Sudáfrica 2010. Fue 5 a 0 para los locales; esa tarde ni siquiera salió del banco.

Lo mira desde el banco


SABELLA DIXIT

Hace rato que jugar sin Messi dejó der únicamente un desplante hacia el espectador. Ciertos calendarios de hoy, pensados por ejecutivos del marketing, incluyen su presencia como cláusula contractual. Por eso World Eleven, la firma que organiza los amistosos de la Selección, tuvo que resarcir económicamente a la Federación Costarricense. En julio del 2011, en vísperas de la Copa América, Batista sentó a Leo en el banco durante los 90 minutos de un amistoso con la selección de ese país (0-0). Los diarios locales comparaban la visita de Messi a la que Pelé y su Brasil les habían hecho 40 años antes.

''Tiene el alta médica pero viene de una inactividad importante''. Alejandro Sabella entiende que su equipo no tiene urgencias. Si las hubiera, aclara, seguramente Messi hoy saldría como titular. La lesión en el bíceps femoral de su pierna derecha lo dejó afuera de los últimos partidos que el Barcelona disputó en esta temporada. En el partido de ida por los cuartos de final de la Champions, ante el Paris Saint Germain, Leo se resintió de un problema muscular en su muslo izquierdo. Tito Vilanova lo preservó en la revancha, fue al banco e ingresó cuando peligraba la clasificación de su equipo. Volvió a jugar de suplente vs Bayern Munich, en semifinales, la noche en la que el Barca se despidió de la Champions por goleada.

Excepto aquella vez frente a los alemanes, la Argentina nunca se resintió por la ausencia de Messi. La decisión del entrenador argentino implica una novedad y al mismo tiempo un desafío para el equipo. Reemplazar las virtudes de un solo jugador es ahora tarea de varios.

Artículos relacionados