thumbnail Hola,

El volante del Anderlecht, de buen manejo, juego simple y eficaz, sería el reemplazante de Gago ante Colombia y Ecuador, por las Eliminatorias.

Lucas Biglia escapa del radar de la mayoría del público argentino. La razón es sencilla: juega en Bélgica. Pero aún así, el volante surgido en Argentinos Juniors suele formar parte de las convocatorias ya desde el escueto ciclo de Sergio Batista al mando de la Selección Nacional, y ahora también con Alejandro Sabella al timón del barco. El jugador del Anderlecht sería el elegido por Pachorra para reemplazar a un lesionado Fernando Gago, pieza fija y vital en esta Argentina de hoy en día.

Biglia nació el 30 de enero de 1986 en Mercedes, provincia de Buenos Aires. A los 10 años ya jugaba en las inferiores de Argentinos, club en el que debutó a los 17, cuando el Bicho estaba en el Nacional B. Aquél año -2004- y de la mano del Checho Batista, el conjunto de La Paternal ascendió a Primera luego de ganarle la promoción a un Talleres que venía de ser tercero en el Clausura '04 y era gran favorito a quedarse en la A. Biglia jugó ambos partidos y fue pieza clave en la vuelta a la máxima categoría.


Ya en Primera, Argentinos tuvo un mal comienzo y Batista se tuvo que ir, y con él, se fueron las esperanzas de Biglia de jugar. Siempre titular con el Checho, a Lucas le tocó ir al banco cuando Chiche Sosa se hizo cargo de la dirección técnica del Bicho. Pero el 2005 le deparaba otro destino al rubio volante. En enero, pasó a préstamo a Independiente y luego, en junio, sería titular en un equipo que quedó en la historia del fútbol argentino: la Selección Sub-20 que ganó el mundial de Holanda, con Messi como estandarte. Si bien Biglia fue suplente durante casi todo el torneo, jugó varios partidos.

Las buenas actuaciones en Independiente y en la Sub-20 le abrieron las puertas de Europa a Biglia, y el que lo recibió fue el Anderlecht de Bélgica, club al que pasó en enero del 2006. En el equipo violeta ganó 4 ligas, 4 supercopas belgas y una Copa de Bélgica. Tan bien le fue en el Anderlecht, que varios equipos pusieron la vista en él, incluido el Real Madrid.

Con 27 años, Biglia ya está maduro y, como le dijo a Goal hace unos días, "quiero probar suerte en una liga más competitiva". Esa liga sería la italiana: la Lazio ya inició gestiones para asegurarse al mediocampista central para la temporada 2013/14.

Con el partido del viernes ante Colombia ya encima, es muy probable que Biglia juegue de entrada en lugar de Fernando Gago, quien aún no está recuperado de su lesión. Biglia le aportará al conjunto de Sabella un primer pase seguro, algo de recuperación y predisposición a asociarse con sus compañeros de mitad de cancha hacia arriba. Si bien no es un jugador con mucho gol -tampoco lo es Gago- sus características de juego se ajustan muy bien a lo que el entrenador necesita para su idea de juego.

Artículos relacionados