thumbnail Hola,

Los jugadores argentinos sufrieron durante el encuentro ante Bolivia debido a la altura de 3650 metros a la que se encontraban.

La Argentina de Lionel Messi disputó un encuentro en La Paz ante Bolivia que no solo tuvo sabor agridulce por el resultado sino por las dificultades que tuvo el equipo para mantener la compostura durante el partido. Los 3650 metros de altura a la se enfrentaron contra Bolivia causó verdaderos estragos en los jugadores de la albiceleste.

El crack argentino del Barcelona sufrió una de las peores partes. En el descanso del partido el astro vomitó en los vestuarios a causa del malestar provocado por las condiciones del encuentro. Pero él no fue el único que sufrió duros contratiempos en un duelo que salvó Éver Banega de la derrota.

Ángel Di Maria necesitó de oxígeno a lo largo del partido para poder soportar los mareos que le causó la altura del estadio boliviano. El 'fideo' además sufrió un duro golpe que provocó la alarma en el equipo de Sabella pero que finalmente terminó en un susto. Además, otros jugadores también tuvieron que utilizar pequeñas botellas de oxígeno para poder mantenerse sobre el verde.

Artículos relacionados