thumbnail Hola,

Sergio Romero ya lleva varios años como arquero titular de la Selección. Sin embargo y más allá de las ratificaciones, no termina de enamorar. Si no es él, ¿quién entonces?

La Selección Argentina tuvo ayer una exitosa y auspiciosa primera presentación en el 2013, superando casi sin problemas a Suecia, que en la previa parecia un rival más complicado de lo que finalmente fue. Los puntos altos estuvieron en la ofensiva, pero en el fondo aparecieron algunos problemas y, por sobre todo, la actuación de Sergio Romero volvió a sembrar dudas.

La actuación de Chiquito en el amistoso internacional dejó cierta preocupación, aunque el DT se encargó de defenderlo hoy, advirtiendo que sus inconvenientes a la hora de las pelotas paradas fue por el poco tiempo de trabajo defensivo y la utilización de una pelota nueva y más liviana.

Repasando su trayectoria, es uno de los cinco futbolistas que mantuvieron la titularidad después de la participación en el Mundial 2010. El actual arquero de Sampdoria venía de ser campeón del Mundial Sub 20 de Canadá 2007 y campeón olímpico en Beijing, cuando tuvo que reemplazar a Oscar Ustari por su lesión en la rodilla. Se hizo con el puesto luego de las fallidas apuestas de Diego Maradona por Juan Pablo Carrizo (salió luego del 1-6 en Bolivia) y de Mariano Andújar (se mantuvo hasta el 1-3 con Brasil).

A partir de allí, fue inamovible. Completó las Eliminatorias, disputó la Copa del Mundo, fue el elegido en el breve ciclo de Sergio Batista que incluyó la Copa América y con Alejandro Sabella sigue siendo el propietario del arco. Pero la otra constante en estos más de tres años es que jamás gozó de un apoyo masivo del público albiceleste.

Tiene que ver lógicamente que su trayectoria nunca tuvo mayor repercusión. Se fue joven de Racing, estuvo en un equipo de segunda línea del fútbol holandés (AZ Alkmaar) y recaló en Sampdoria cuando estaba en la Serie B, llegando para esta temporada a la máxima categoría del Calcio.

De todas maneras, la trayectoria en Europa no parece ser una condición indispensable para dar el gran salto a las convocatorias. Entre los argentinos que hoy atajan en Europa, sólo puede mencionarse a Carrizo, Andújar, Cristian Álvarez y Wilfredo Caballero. Los más pedidos en este caso suelen ser los del medio local.

En los últimos amistosos disputados íntegramente por jugadores del fútbol argentino, Agustín Orión fue una fija. Detrás de él, quien también es su suplente en Boca, Oscar Ustari, y el ahora golero de River Marcelo Barovero. Quien viene siendo tan ignorado como solicitado es Sebastián Saja, de gran rendimiento desde que llegó a Racing.

El Chino tiene una breve experiencia en el seleccionado, disputando cuatro partidos en total: el primero fue en el 2002 ante Gales, en la previa de Corea - Japón; y luego tres amistosos contra Guatemala, México y Estados Unidos, a principios del 2003, todos ellos bajo la dirección técnica de Marcelo Bielsa.

Apuntado como el mejor arquero de la Primera B Nacional, Fernando Monetti de Gimnasia de La Plata está siendo seguido de cerca por el cuerpo técnico, que conoce al detalle la ciudad, pero difícilmente sea citado hasta tanto pueda saltar a la máxima categoría.

El arco de la Selección siempre estuvo en debate constante y prácticamente desde Fillol y Pumpido no tiene un dueño asegurado. Goycochea creó su mito gracias a los penales; Luis Islas entró por la ventana para el 94; Roa terminó ganándole la pulseada a Burgos en el 98, al igual que Pablo Cavallero en el 2002.

Abondanzieri fue el último que logró mantenerse un tiempo considerable, entre el 2004 y el 2007, incluyendo la recordada lesión ante Alemania en el Mundial y el ingreso de Leo Franco; y la historia con Maradona ya fue descripta antes.

Sergio Romero está confirmado por el entrenador, pero se abre la duda sobre si está realmente afianzado. ¿Será este el año de la consolidación definitiva y repetirá en Brasil 2014? ¿O es momento de ensayos y buscar al arquero ideal?

Artículos relacionados