thumbnail Hola,

Esta nueva edición del Superclásico de las Américas le abre la puerta a varios futbolistas argentinos para que se consoliden como parte del plantel principal.

El Superclásico de las Américas no ha tenido grandes partidos hasta el momento. De los cuatro encuentros jugados entre 2011 y 2012, ninguno de ellos mostró grandes espectáculos, de esos que quedan grabados a fuego en la memoria. Sin embargo, para ambas selecciones es un buen banco de pruebas de cara al Mundial 2014. En el caso de Argentina, sirve para que los jugadores con menos rodaje con la camiseta celeste y blanca, se conozcan entre ellos y también con el técnico. En la noche de La Boca hubo algunas actuaciones destacadas, que seguramente les significarán a varios jugadores nuevas oportunidades para jugar en los partidos más importantes.

Gino Peruzzi fue claramente uno de los mejores jugadores argentinos en el 2-1 ante Brasil. El lateral de Vélez jugó con mucha soltura, pasó constantemente al ataque, se animó a gambetear y siempre lo hizo con criterio. En un puesto donde no abundan los jugadores de buen nivel, Alejandro Sabella encontró una alternativa para Pablo Zabaleta, el habitual titular. Peruzzi ya había sido citado para la serie ante Uruguay y Chile, aunque luego fue desafectado por una lesión.

Aunque algunos se extrañan cada vez que lo convocan, Pablo Guiñazú parece haberse ganado un lugar como primera alternativa para integrar el mediocampo del equipo “A”, ya sea si faltan Fernando Gago o Javier Mascherano o si el técnico decide armar una línea de cuatro. El volante del Inter de Porto Alegre juega con tranquilidad, maneja muy bien los tiempos y distribuye la pelota con precisión. Ante Brasil fue el encargado de generar circulación en la mitad de la cancha. Convocado habitual para las Eliminatorias, el Cholo sigue sumando méritos y minutos de cara al Mundial.

Juan Manuel Martínez fue una de las figuras ante Brasil. Siempre inquieto, encarando, acechando el área, el Burrito generó el penal y preocupó constantemente a la defensa brasileña. Es sabido que si algo le sobra a Argentina son delanteros. Sin embargo, si Sabella llegara a necesitar alguno más, Martínez ha demostrado que puede ser una alternativa válida.

El debutante Francisco Cerro y Walter Montillo, en su segundo partido con la Selección, también mostraron buen nivel, aunque sus puestos están bien cubiertos. En contrapartida, Hernán Barcos , que ha ingresado en los últimos partidos por Eliminatorias, participó poco del juego y se fue reemplazado por Ignacio Scocco, a quien no le tembló el pulso cada vez que tuvo que patear al arco y resultó una de las figuras de la noche. El jugador de Newell's ha tenido un gran semestre en su equipo y si mantiene el nivel, tranquilamente podría ser una alternativa del jugador del Palmeiras como reemplazo de Gonzalo Higuaín.

No hay dudas de que Sabella habrá tomado nota de todos estos rendimientos y, de acuerdo a necesidades y momentos, volverá a disponer de varios de estos jugadores para la próxima fecha de Eliminatorias. Para armar un equipo ganador, hace falta conformar también un plantel que se complemente, con alternativas y variantes. Es eso lo que buscan los técnicos en este tipo de partidos, donde tal vez algún jugador se gane un lugar, o lo confirme, para estar al lado de Messi y compañía.