thumbnail Hola,

Los protagonistas de la selección que conduce Alejandro Sabella expresaron su lamento por la suspensión, principalmente pensando en el público chaqueño.

Las voces de los jugadores argentinos, tras la suspensión del Superclásico de las Américas:

Pablo Guiñazú: "Ahora a volver a Brasil. Allá no se descansa nunca. Ahora a entrenarse y a pensar en el partido que se viene. No pudimos hacer nada. Queríamos jugar".

Leandro Desábato: "La verdad que nunca ha pasado una cosa así que yo me acuerde. En un partido de esta magnitud. Nos vamos con bronca. Estábamos confiados en hacer un buen partido. No se pudo por el tema de la luz. Uno piensa en la gente; en el esfuerzo que hicieron para comprar su entrada. Se piensa en que la selección llegaba al interior y en el esfuerzo que se hizo para venir a jugar".

Oscar Ustari: "Nos vamos con las ganas de jugar este partido. Realmente esperamos 40 minutos y no estaban las condiciones dadas. Lo nuestro es viajar para estar en la selección, si hay que hacerlo cinco mil veces más, lo hacemos. Pero pensamos en la gente que compró su entrada y no pudo ver el partido".

"Todo el mundo quiere jugar estos partidos. Lamentablemente no se pudo jugar por una cuestión extrafutbolística. Hay que estar tranquilo".

Sebastián Domínguez: "Esperábamos que se prendieran dos o tres focos más. Te digo la verdad... nosotros estábamos para jugar si se prendían algunas luces más, porque las pocas luces que quedaban, encandilaban. Si se prendían dos o tres focos más, nosotros lo jugábamos. Lo habíamos hablado con los chicos de Brasil. Uno se pone a pensar en la gente. El garrón se lo comen ellos".

Rodrigo Braña: "Bronca porque no se pudo jugar, pero ya está, no podés hacer nada. No se pudo jugar, se cortó la luz, y la poca que había no servía para un partido importante, como Argentina - Brasil. Esperamos lo que más pudimos, pero no era alentador lo que decían del tema de la luz, y se terminó suspendiendo. Una lástima, una lástima por toda la gente que vino".

Alejandro Sabella: "Una lástima por el problema que se produjo con la iluminación, y bueno, estuvimos esperando más de una hora. Comprensión a la gente que seguramente se quedó sin el espectáculo, pero lamentablemente no lo pudimos jugar".

Hernán Barcos: "Todos teníamos muchas ganas de jugar y sabíamos que estábamos bien para hacerlo".

Artículos relacionados