thumbnail Hola,

Sergio Romero fue fundamental para lograr el empate con el penal atajado y otras intervenciones importantes. Ezequiel Lavezzi y Gonzalo Higuaín, por su gol, completan el podio.

Sergio Romero: Se lució en el comienzo con un penal atajado a Claudio Pizarro. Nada que hacer en el gol de Carlos Zambrano y luego tuvo una buena tapada contra Alberto Rodríguez a quemarropa. Claramente, fue lo mejor del equipo dirigido por Alejandro Sabella.

Hugo Campagnaro: Más firme en la marca que por el sector izquierdo, limitado a la hora de jugar, casi no pasó al ataque.

Federico Fernández: Fue el mejor de la defensa, cruzando a ambos lados cuando sus compañeros eran desbordados. Buen pase largo a Lavezzi en la jugada previa al gol de Higuaín.

Ezequiel Garay: Despareja tarea. Perdió en varias ocasiones en el juego aéreo. No jugó un buen partido.

Marcos Rojo: Todos los ataques peruanos fueron por su sector. Sobre el final tuvo un cabezazo con el que casi Argentina logra la victoria. Le costó mucho controlar a Jefferson Farfán.

Fernando Gago: Intentó ser el iniciador de las acciones, sufrió un golpe que limitó su juego. Fue reemplazado en camilla por Pablo Guiñazú tras un fuerte golpe en la cabeza.

Javier Mascherano: Muy solo en el mediocampo en la marca, impreciso con la pelota. Mejoró en el segundo tiempo, aguantó solo los embates de Perú en el peor momento argentino.

Angel Di María: Cometió un penal infantil a Farfán al minuto de juego. Además, tuvo responsabilidad en el gol peruano al no seguir la marca al ejecutante del centro por su sector. Dejó un hueco por el sector izquierdo que fue aprovechado por el rival.

Lionel Messi: Primera etapa intrascendente. Bien marcado, en forma escalonada, no pesó nunca en el juego en lo que fue su peor partido con la Selección en el año.

Gonzalo Higuaín: Letal en el área, en su primera oportunidad la pelota terminó dentro del arco peruano. Le llegó poco juego. Sobre el final tuvo un buen remate desde afuera del área despejado por el arquero.

Ezequiel Lavezzi: En la primera ocasión clara del equipo habilitó a Higuaín para el empate. Sobre el final de la etapa inicial desperdició una buena chance para marcar. Desequilibrante con su velocidad, fue el jugador de ataque más peligroso del equipo. Salió con un golpe.

Pablo Guiñazú: Entró a los quince minutos de la segunda parte por el lesionado Gago. Con la intención de ayudar a Rojo en la marca, jugó con criterio las pelotas que pasaron por sus pies.

Enzo Pérez: Ingresó a los 28` por Lavezzi. No tuvo participaciones relevantes.