thumbnail Hola,

Pasó un año y casi dos meses. Mañana ante Paraguay, la Selección volverá al mundialista cordobés a jugar por puntos y por primera vez un partido por las eliminatorias en La Docta.

Fue el 11 de julio de 2011, la noche en que Argentina goleó 3-0 a Costa Rica por la Copa América. Y el 7 de septiembre de 2012, las puertas del Estadio Mario Alberto Kempes se volverán a abrir a las 16 para recibir horas más tarde a la Selección Argentina, está vez por las eliminatorias sudamericanas ante Paraguay. Allí comenzará a lucir como buen anfitrión futbolístico que es, el público cordobés.

Es que miles de cordobeses estarán presentes en el estadio mundialista de una ciudad que respira fútbol. Respira tanto fútbol como fernet, respira tanto fútbol como humor, respira tanto fútbol como toda la provincia… Provincia de la que salieron célebres futbolistas que vistieron la celeste y blanca como el mismísimo Mario Alberto Kempes, Osvaldo Ardiles, Luis Galván, Daniel Valencia y Miguel Oviedo (campeones del Mundo en el ’78); José Luis Cucciufo y Oscar Ruggeri (campeones en el ’86); Pablo “el payaso” Aimar, Claudio “el piojo” López, Martín Demichelis, Mario Bolatti, Javier Pastore… y la lista es más amplia.

Mañana desde las 20:10, toda esa historia se convertirá en pasión y furor entre las 50 mil personas que acudirán al Kempes. Una historia que sumó un capítulo más en julio del año pasado, mientras trascurría la Copa América 2011 en nuestro país. Fue el último por los puntos -se jugó con Brasil un amistoso luego- jugado en Córdoba.

“¡Oleee… oleee… oleee… Messiii, Messiii!”, se cantaba en el estadio de Córdoba antes del inició del partido. Lionel fue el más aplaudido por el público cuando la voz del estadio dio la formación Argentina, seguido por Javier Pastore -por ser cordobés- y Carlitos Tevez. Aquella noche en La Docta podía ser una catástrofe futbolística si la Selección no le ganaba a Costa Rica, ya que podía quedar afuera en la primera fase de un torneo continental jugado en casa -había empatado los dos primeros partidos ante Bolivia y Colombia-.

Pero la noche en Córdoba fue una fiesta porque Argentina ganó, gustó y goleó. Y el gran responsable de que la fiesta salga bien fue el público cordobés, que no paró de demostrarle amor al equipo albiceleste en el Estadio Mario Alberto Kempes. Y en esa demostración de amor el más mimado fue Lionel Messi, quien sintió el calor de la gente y lo canalizó en el campo de juego, concluyendo con su mejor actuación en el ciclo Batista. Con gambetas, asistencias y con la pelota pegada en los pies, los Ticos no le podían sacar el balón de ninguna manera.

El crack fue el artista de todas las jugadas de gol del equipo argentino, encontró en Gago a un excelente compañero en el mediocampo, y en el Kun Agüero al socio ideal para batir el arco rival. Distinción aparte para el Kun Agüero en esa noche cordobesa, quien demostró que debía ser del once inicial en el torneo sin discusión por las cualidades que le agregó al equipo: velocidad, precisión y sobre todo, contundencia. Con tres goles se convertía en el máximo goleador de la Copa América por entonces y hasta que Di María anotó el 3-0, era el autor del 100% de los tantos convertidos por Argentina en el torneo.

Por esos días del año pasado hacía falta ver a Messi en gran nivel con la celeste y blanca, y hacía falta mimar un poco al mejor jugador del mundo. El mismo Messi se encargó de agradecer ese apoyo con su juego en el partido, y con sus palabras una vez finalizado: “Me hacía falta este cariño”, en un claro guiño al público cordobés otorgándole su visto bueno para un futuro encuentro en eliminatorias. Encuentro que finalmente se jugará mañana. Y mucho tuvo que ver aquella jornada nocturna ante Costa Rica.

Casi como reclamando a gritos sentirse querido por la gente, la estrella del Barça se encargó una y otra vez de destacar lo del público: “Simplemente quiero agradecer a la gente de Córdoba por el apoyo, a mí y a todos. Nos hacía falta cariño por donde veníamos. Ahora comienza otra Copa y nosotros más que nadie queremos lo mejor para Argentina". Argentina había clasificado a cuartos de final en La Docta aquél 11 de julio de 2011. En la noche que Córdoba se enamoró de Messi… y Messi se enamoró de Córdoba. Messi y Córdoba, un sólo corazón.

 

ARGENTINA 3 – COSTA RICA 0 (11-07-2011)

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Nicolás Burdisso, Gabriel Milito y Javier Zanetti; Fernando Gago y Javier Mascherano; Lionel Messi, Angel Di María y Sergio Agüero; Gonzalo Higuaín. DT: Sergio Batista.

Costa Rica: Leonel Moreira; Oscar Duarte, Johnny Acosta y Francisco Calvo; José Salvatierra, José Miguel Cubero y Pedro Leal; Heiner Mora, Josué Martínez y César Elizondo; Joel Campbell.DT: Ricardo La Volpe.

Goles: PT 45’ Agüero (A). ST 7’ Agüero (A) y 18’ Di María (A).

Cambios: en el segundo tiempo, antes de comenzar, Randall Brenes por Calvo y Diego Madrigal por Martínez (CR); 11’ Luis Valle por Elizondo (CR); 34’ Javier Pastore por Higuaín (A) y Lucas Biglia por Di María (A) y 39’ Ezequiel Lavezzi por Agüero (A).
Amonestados: G.Milito, Zanetti, Biglia y Lavezzi (A). Calvo y Duarte (CR).
Arbitro: Víctor Rivera (Perú).

Asistentes: Luis Abadie (Perú) y Nicolás Yegros (Paraguay).
Estadio: Mario Alberto Kempes (Córdoba Capital).

 

Relacionados