thumbnail Hola,

EXCLUSIVA MUNDIAL. La estrella del Real Madrid agraedece por liderar la lista de Goal por tercera vez, pero dice que la gloria en equipo es lo que realmente lo motiva.

Por segunda vez en tres años, y tercera vez en total, Cristiano Ronaldo se proclamó ganador del Goal 50 como el mejor jugador de la temporada.

El prestigioso premio, elegido por 600 editores de Goal, es la coronación definitiva para una campaña que quedará por mucho tiempo en la memoria del portugués.

Cuando Ronaldo inauguró su museo personal en Madeira, en diciembre, muchos se burlaron por la escasa cantidad de premios que había conseguido en sus primeras cuatro temporadas en Real Madrid; mientras que otros señalaron la larga lista de títulos ganados por Lionel Messi. Sin embargo, como ocurrió otras tantas veces en su carrera, Cristiano hizo callar a los críticos.

Goal estuvo presente mientras cortaba la cinta para dar a conocer su colección en Funchal, llevándole la versión actualizada del trofeo del 2012, que se encuentra actualmente en su exhibición. Ahora, tendrá otro para colocar a su lado.

"Es un orgullo muy grande haber sido elegido de nuevo como el mejor. Agradezco muy sinceramente a todo los fanáticos del fútbol no sólo por este galardón, sino por su pasión por el fútbol, que es lo que hace a este deporte tan fascinante en todo el mundo", expresó el portugués después de recibir su último trofeo.

El año de Ronaldo comenzó nada menos que con su segundo Balón de Oro. Luego, sumó un premio como máximo goleador de la Liga y otro Botín de Oro como máximo anotador de Europa, después de marcar 31 tantos en el club Merengue, compartiendo la primera posición con el exdelantero del Liverpool, Luis Suárez. Ahora, se convirtió en el segundo jugador -junto a Messi- en ganar el Goal 50 por tercera vez.

"Por encima de los premios individuales siempre mantuve que son los equipos, los compañeros y los aficiones los que nos hacen mejores a cada futbolista. Por eso, estoy convencido de que este premio no habría podido ganarlo sin el apoyo constante de toda mi gente del Real Madrid", agradeció.

Sin embargo, sin los goles del portugués, se puede afirmar casi con certeza que Real Madrid no habría disfrutado de un éxito tan espectacular en 2013-14. A pesar de que Cristiano se perdió la final de la Copa del Rey, en la que el club español venció a Barcelona, había convertido tres tantos en el camino a la final de Mestalla; mientras que sus 17 anotaciones en la Champions League representaron un nuevo récord, superando la marca de 14 tantos en una sola edición establecido por José Altafini en 1962-1963 y Messi en 2011-12.

Sorprendentemente, esos 17 goles llegaron en sólo 11 partidos y Ronaldo se convirtió en el primer jugador en marcar en ocho encuentros consecutivos de Champions League. Además, anotó en cada ronda final, incluyendo dos goles en el triunfo por 4-0 ante Bayern Munich -en las semifinales-, y un penal en el 4-1 en la victoria ante Atlético Madrid -en la prórroga de la final-, que selló la obtención del trofeo en Lisboa. "¿Había espacio en su museo de La Decima?", le preguntó un periodista español en diciembre. "Siempre hay espacio para La Decima", respondió.

En esta temporada, Ronaldo también fue clave para la Selección de Portugal. En el repechaje contra Suecia, marcó cuatro goles para sellar un lugar en Brasil 2014. También se convirtió en el máximo goleador de la historia de su Selección al superar a su excompañero Pauleta (47 anotaciones) y llegó a las 50 festejos con la camiseta de país en el Mundial, al que no llegó en su mejor forma física, y fue incapaz de ayudar a su equipo a evitar una pronta salida de la competencia, el único punto bajo de del año.

Ahora, CR7 volvió a los entrenamientos con Real Madrid y después de obtener el trofeo Goal 50 de manos de director editorial, Graham Shaw, en la pretemporada en Los Angeles, está con muchas ganas de regresar a las canchas. El club español va a competir por seis títulos en 2014-15 y Ronaldo expresó sus deseos.

"Mis metas para la temporada que comienza son las mismas de siempre: pelear desde el comienzo de cada entrenamiento hasta el último minuto de cada partido. El fútbol y la competición los llevo en la sangre. Mi deseo es que que el Real Madrid Levante todos los títulos posibles. Nuestro club, nuestro cuerpo técnico, mis grandes compañeros y yo vamos a hacer otro lo posible día a día, semana a semana, para provocar mucha alegría a una afición tan magnífica, concluyó.

Artículos relacionados