thumbnail Hola,

Los candidatos argentinos al Goal 50

A pocos días de que se definan los 50 mejores jugadores de la temporada, un repaso por los cinco candidatos argentinos al premio de Goal: Messi, Scocco, Higuaín, Lamela y Garay.

Como todos los años, todas las ediciones de Goal eligen a los mejores 50 jugadores de la temporada y en esta ocasión, apostamos por los cinco argentinos mejor posicionados. Figuras estelares, revelaciones, jugadores que sobresalieron por su sacrificio y los que llegan a fuerza de goles, algunos de los argumentos para estar en la elite del fútbol. Con ustedes, los candidatos argentinos.

Lionel Messi

¿Qué sentido tendría poner en duda a Lionel Messi? El mejor jugador del mundo, por sus títulos, sus goles, su trayectoria, su presente y su futuro es una fija en cada elección. Sea cual sea el premio, si de fútbol se trata, Leo no puede faltar y Goal 50 no será la excepción, galardón que ya recibió en 2009 y 2011, y que este año intentará arrebatar al último ganador, Cristiano Ronaldo. El rosarino cerró la temporada 2012-2013 con altibajos en el Barcelona, producto de un recambio a nivel del club al que el equipo debió ir adaptándose, y a nivel individual por una lesión en el bíceps femoral derecho que no lo dejó terminar de la mejor manera.

Así y todo, Messi se consagró campeón de la Liga con el Barça con cuatro fechas de anticipación, alcanzando su vigésimo título en el club catalán, fue goleador del certamen con 46 goles. Logró además convertirse en el jugador más joven en superar los 200 goles en la Liga, y también rompió otro record: 19 partidos consecutivos, es decir toda una ronda del torneo, marcando al menos un gol.

De todos modos, no le alcanzó para coronarse ni en la Champions League ni en la Copa del Rey, certámenes en los que sumó 16 goles en conjunto (11 en Europa). En cambio, sí fue un buen año junto a la Selección Argentina, a la que dejó prácticamente clasificada al próximo Mundial. La Pulga anotó cinco goles en ocho partidos (lleva 8 tantos en total en las Eliminatorias 2014) para que la Argentina esté puntera con 26 puntos, a cinco del cuarto, Chile, cuando sólo restan tres fechas por jugarse.

Ignacio Scocco

Volvió a la Argentina y demostró en esta temporada que está para grandes cosas. A nivel local, terminó con Newell's subcampeón en el Torneo Inicial y campeón en el Final. En ambos campeonatos fue el goleador, con 13 goles en el primero (compartido con Facundo Ferreyra) y 11 en el segundo (al igual que Emmanuel Gigliotti), totalizando 24 goles en 32 partidos. A esa increíble suma hay que agregarle los seis goles que marcó en la Copa Libertadores (no fue el goleador sólo porque el brasileño Jô marcó un séptimo tanto en la final), torneo donde alcanzó las semifinales en las que cayó ante el campeón, Atlético Mineiro.  

El delantero santafesino hizo goles de todos los colores, de tiro libre, de cabeza, desde afuera del área o eludiendo rivales. Demostró estar uno o dos escalones por encima del resto en el fútbol argentino y por eso fue incorporado al final de la temporada por el Internacional de Porto Alegre, donde jugará con Andrés D'Alessandro y Diego Forlán. Después de su paso por México, Grecia y Emiratos Árabes, Scocco volvió al país para utilizarlo como trampolín, y vaya si lo logró. Otra entusiasta posibilidad para el Goal 50.

Gonzalo Higuaín

El Pipita ha vuelto a demostrar que está entre los mejores centrodelanteros del mundo. El argentino nacido en Brest cerró la temporada con el subcampeonato en la Liga, en la que ayudó al Real Madrid con 16 goles, siendo titular en tan sólo 19 partidos (ingresó desde el banco en nueve ocasiones) producto de la lucha por la titularidad que protagonizó con Karim Benzema y, sobre el final, con el canterano Álvaro Morata. Además, fue finalista de la Copa del Rey y llegó hasta las semifinales de la Champions League.

Pero lo más notable del Pipita en la temporada fue su participación en el equipo de Alejandro Sabella. En seis partidos jugados en la temporada, festejó cinco goles; es el goleador de la Eliminatoria con nueve gritos en 10 partidos jugados y ya nadie discute que se ha ganado el puesto como titular al lado de Messi y Sergio Agüero.

Su presente lo llevó a que clubes de fama internacional como el Arsenal y la Juventus se interesaran por él, pero finalmente recaló en el sur de Italia: el Napoli lo compró por casi 50 millones de dólares después de seis años y medio y 107 goles en el Real Madrid. 

Ezequiel Garay

Otro que supo impresionar al Real Madrid y que hoy tiene un pie y medio en Manchester es Ezequiel Garay. El defensor central volvió a ser fundamental en el esquema del Benfica, que fue subcampeón de la Liga portuguesa por tercer año consecutivo (Porto fue tricampeón) y finalista de la Europa League, instancia en la que cayó ante el Chelsea. Además, en la Selección Argentina, Sabella le encontró un lugar en la zaga junto a Federico Fernández. La defensa del Benfica sólo permitió 20 goles en 30 partidos, mientras que la selección, con Garay entre los 11, sólo le convirtieron cinco goles en ocho juegos.

Garay, que además se destaca por ser un buen pateador de penales y tiros libres (hizo dos goles esta temporada), llamó la atención de los ayudantes de Alex Ferguson y hoy tiene casi todo listo para desembarcar en el Manchester United de David Moyes. Así, el surgido en Newell's, campeón mundial Sub-20 en Holanda 2005 y Oro olímpico en Pekín, se gana su lugar entre los candidatos a Goal 50.


Erik Lamela

Por último, una de las promesas de la temporada: Coco –así le dicen sus amigos–, quien en su segunda temporada en el Calcio italiano se destapó con 15 goles en 33 partidos, fue una de las figuras de la Roma (acabó sexto en la Serie A y subcampeón de la Copa Italia), club que cada vez está más convencido de haber hecho bien en pagar 24 millones de dólares por la joyita que se había ido al descenso con el conjunto de Núñez.

Afianzado como titular en el club de la loba, llamó la atención de Sabella, quien lo convocó para la doble fecha de Eliminatoria en mayo de este año, para enfrentar a Colombia y Ecuador (ya había debutado en un amistoso cuando Sergio Batista era el entrenador). Finalmente jugó su segundo partido con la celeste y blanca ante Guatemala, en el amistoso que Argentina ganó 4-0. Con 21 años, el ex River que supo jugar el Mundial Sub-20 de 2011 (anotó tres goles en cuatro partidos) se perfila como una opción en la Selección y ya lo pidieron el Arsenal y el Napoli (Rafael Benítez, su entrenador, lo tentó con jugar la Champions League a la que la Roma ni cerca estuvo de acceder), pero el club de la capital no lo piensa dejar ir. Sin dudas, otro candidato al Goal 50.

Artículos relacionados