thumbnail Hola,

Cuando el arquero de Boca se disponía a ocupar el arco, desde la tribuna cayó un elemento que le provocó un corte y puso en riesgo que se juegue el duelo en Arroyito.

Lo que parecía una fiesta para disfrutar de parte de los hinchas de Rosario Central, en el recibimiento de su equipo para enfrentar a Boca por la Copa Sudamericana, casi se transforma en un hecho desgraciado con riesgo no solo para el encuentro, sino también para la vida de Agustín Orion.

Mientras aún resonaban los fuegos artificiales y la visibilidad se complicaba por el humo azul y amarillo, el arquero recibió un golpe con un proyectil que le provocó un corte en su parietal derecho, manifestado rápidamente con sangre en ese lado de su rostro.

Rápidamente fue atendido por los médicos del Xeneize, quienes lograron frenarle la herida con pegamento y garantizó el inicio del juego, lo que le valió el aplauso de la platea Canalla. De todas formas, Mauro Vigliano debió avisar que ante la primera pirotecnia o proyectil lanzado, pondría fin al choque.

Artículos relacionados