thumbnail Hola,

Mucho ataque, poco gol

A pesar del constante ataque de San Lorenzo y la seguridad de Barovero, el equipo de Pizzi sufrió en demasía no poderle convertir a River.

Es una frase hecha, pero que no deja de ser cierta: los partidos de Copa (Sudamericana, en este caso) son de 180 minutos y River supo ganarlo en los primeros 90, en el Nuevo Gasómetro. En los segundos 90, en el Monumental, hizo algo que el equipo de Ramón no está acostumbrado a hacer y que le salió bien. Pero ese planteo defensivo no habría sido efectivo si Barovero no hubiese tenido la noche que tuvo y si al conjunto de Pizzi no le hubiese costado tanto convertir.

Es verdad, el exarquero de Vélez fue la gran figura del encuentro. Tapada tras tapada, junto con la ayuda del travezaño, le quitó la posibilidad de ponerse en ventaja al Ciclón. Pero también es justo decir que los del Bajo Flores hicieron tan sólo un gol, que vino de un penal que no fue y de una repitición que no se tendría que haber realizado, en los 270 minutos que disputó ante el Millonario en una semana.

Lo que demostró el jueves por la noche fue algo similar a lo que se pudo observar en el partido ante Argentinos Juniors o en la ida ante River: cuando es el encargado de tomar la iniciativa, le cuesta. La diferencia más notoria es que ante los de Caruso Lombardi ni siquiera generaron situaciones claras de gol, lo cual no pasó anoche, pero sí sucedió en el primer partido de la Sudamericana.

Pizzi sabe que tiene un equipo rápido con Correa y Verón que arman juego adelante, el primer toque de Mercier, la calidad de Nacho Piatti,  la rapidez de Kannemann y Buffarini por las bandas y la capacidad goleadora de Cauteruccio. Aún así, y con más de una posibilidad, San Lorenzo no pudo romper el cero. Cuando se le cierran los caminos y le dejan poco espacio, el equipo no tiene variantes y le cuesta llegar.

Y eso, también, demuestra otra cualidad negativa, y que se sigue repitiendo a lo largo del semestre. La irregularidad del Cuervo, que es ese equipo que puede derrotar con facilidad a Racing por 3 a 0, que después se come una goleada impensada ante Argentinos, que se le escapa un partido insólito ante Quilmes. Ese es, hoy, San Lorenzo.

Y eso fue, ayer, San Lorenzo. Mucho ataque y poco gol. Con buen juego, sí, pero eliminado.

Encuesta del día

¿Cuál fue el mejor fichaje del mercado?

Artículos relacionados