thumbnail Hola,

El mediocampista recibió una autorización de su nuevo club, Montreal Impact, y se quedará en Boedo a jugar lo que queda de la Copa Libertadores. Ya se entrena con el plantel.

Respira Edgardo Bauza. Respira San Lorenzo. Después de muchas idas y vueltas, Ignacio Piatti se reincorporó al plantel del Ciclón y quedó definitivamente confirmado que jugará en el Ciclón mientras siga viva la ilusión de ganar la Copa Libertadores.

El mediocampista había sido una pieza fundamental en el equipo que llegó a las semifinales de la Copa. Por juego, por goles (como el que le hizo en la vuelta de los cuartos de final a Cruzeiro, en Brasil) y por presencia. Pero, con la llegada del Mundial, la definición del certamen se pasó para la segunda mitad del año y el contrato de Nacho con el club de Boedo se venció el 30 de junio. Quería quedarse a jugar las semifinales, el jugador, pero también quería un contrato más suculento en un fútbol que no fuera el argentino.

No le faltaban ofertas a Piatti. Pero ninguno de los clubes que lo querían lo autorizaban a prorrogar su vínculo con San Lorenzo mientras durase la Copa. Hasta que apareció Montreal Impact, de la MLS estadounidense. El club canadiense aceptó las condiciones del mediocampista y a Boedo llegó el alivio.

Al volante lo esperaban en la mañana del martes en Cardales, para sumarse a la pretemporada del plantel de Edgardo Bauza (que comenzó las tareas de preparación el 23 de junio), pero fue recién a la noche cuando desde Montreal llegó la autorización oficial. Entonces, Piatti viajó al hotel donde están sus compañeros, durmió con ellos y hoy realizó su primera práctica nuevamente de azulgrana, con la mente puesta en el partido de ida de las semifinales de la Libertadores contra Bolívar, que se jugará el 23 en el Nuevo Gasómetro.

Ahora, los dirigentes del Ciclón buscarán destrabar la situación de Leandro Romagnoli, quien tiene un precontrato firmado con Bahía de Brasil pero quiere quedarse, y tratarán de acordar la llegada de Pablo Barrientos, negociación que avanza a paso lento pero firme.

Artículos relacionados