thumbnail Hola,

Los partidos por la Copa Libertadores del 2004 fueron los únicos en la historia que se jugaron sólo con gente local. Nueve años después, vuelve a suceder lo mismo.

Nueve años, tres meses y nueve días se cumpolirán este domingo desde aquella épica victoria de Boca ante River en un Monumental repleto de Millonarios por la Copa Libertadores del 2004. Esa fue la segunda y última vez que un Superclásico se jugó sin visitantes. La primera fue el partido de ida de esa misma serie en una Bombonera totalmente azul y oro.

Por aquella época existía el Programa de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos, más conocido como Prosef, cuya cabeza era Javier Castrilli. La medida que había adoptado este organismo, que dependía del CoProSeDe, era que los partidos que se debían disputar entresemana se jugaran de día, lo cual resultó imposible por cuestiones de televisación.

Ante la constante negativa por parte de los clubes, y particularmente de la CONMEBOL, se arribó a la decisión de que, tanto el partido de ida en el Alberto J. Armando, como el de vuelta en el Vespucio Liberti, se jugaran sólo con público local. Una medida que nadie quiso aceptar y que concluyó en fanáticos disfrazados de la contra en ambas canchas y con algunos hechos de violencia aislados.

El primer encuentro fue bastante accidentado. Raúl Cascini y Marcelo Gallardo se fueron expulsados a los 30 minutos del primer tiempo y enseguida los acompañó Ariel Garcé. El equipo de Bianchi se impuso por 1 a 0 con gol de Rolando Schiavi y debía ir a Núñez con un resultado tan positivo como estrecho.

Una semana después, los dirigidos por Leonardo Astrada salían a un Monumental vestido de rojo y blanco y comenzaban mejor que el eterno rival: Fabián Vargas se iba expulsado y Lucho González adelantaba al club de Núñez. Pero a los 84', Guillermo Barros Schelotto hizo echar a Rubens Sambueza y, unos minutos más tarde, Carlos Tevez puso el empate transitorio, que es recordado por el festejo de la "gallinita" (que le valió la roja) ante un estadio atónito. Sobre el final, Cristian Nasuti metió el 2 a 1 y el encuentro se definió por penales, etapa en la cual se impuso Boca por 5 a 4 y le dio el pase a la final ante Once Caldas.

Hoy, la problemática es otra. Los constantes hechos de violencia que se viven día a día en el fútbol argentino obligaron a los comités de seguridad, tanto de la Ciudad como de la Nación, a tomar una medida que englobe a todos. Se decidió que no haya parcialidades visitantes durante todo el semestre, a partir del asesinato del hincha de Lanús en el Estadio Ciudad de La Plata y de lo que sucedió con la barra brava Xeneize en las inmediaciones del Nuevo Gasómetro, cuando el Triangular de Invierno era utilizado como un "banco de pruebas" y aquella tarde finalizó con dos muertos.

Por segunda vez en la historia de forma oficial River recibirá a Boca únicamente ante su gente. Seguramente Ramón querrá que esta vez el resultado sea distinto.

Encuesta del día

En la próxima fecha jugarán Boca y River, ¿cómo creés que saldrá el partido?

Artículos relacionados