thumbnail Hola,
El plantel del Pincha que ganó la Copa y luego enfrentó al Manchester por la Intercontinental

A 45 años de la primera Libertadores de Estudiantes

El plantel del Pincha que ganó la Copa y luego enfrentó al Manchester por la Intercontinental

Estudiantes de la Plata 1968

El 16 de mayo de 1968, el Pincha le ganó al Palmeiras por 2-0 en el Centenario e inició el camino de un equipo que pondría su firma en la historia del fútbol continental.

En 1967, Estudiantes se metía en la historia del fútbol argentino. Aquél año, el conjunto platense derrotaba a Racing por 3-0 en la final y se consagraba campeón del Metropolitano, convirtiéndose en el primer equipo chico en ganar un campeonato en la era profesional, rompiendo la hegemonía de los 5 grandes. A pesar de haberse quedado con el Metropolitano, el Pincha clasificó a la Copa Libertadores de 1968 gracias al subcampeonato logrado en el Nacional '67, torneo que ganó Independiente.

En la primera fase de la Copa del '68, el León eliminó a Millonarios y a Deportivo Cali, ambos de Colombia. Más tarde, sus víctimas fueron Independiente y Universitario de Perú, lo que le dio la clasificación a las semifinales. Allí lo esperaba el campeón reinante, Racing, al que derrotó en partido desempate jugado en el estadio Monumental. Así, el Pincha llegaba a la final ante el Palmeiras...

En la ida en La Plata, fue triunfo de Estudiantes por 2-1. En Sao Paulo, el que se quedó con la victoria fue el Verdão, por 3-1. En aquellas épocas no existía la diferencia de gol ni mucho menos el gol de visitante. Por eso, la final de la Copa Libertadores de ese año tuvo que definirse en un tercer encuentro en terreno neutral. El Estadio Centenario de Montevideo, como tantas otras veces, fue el elegido.

Así llegó el 16 de mayo de 1968, día del partido definitorio en tierras uruguayas. Aquella noche, Estudiantes formó con: Alberto Poletti, Ramón Aguirre Suárez, Oscar Malbernat, Raúl Madero, Carlos Pachamé, José Medina, Carlos Bilardo, Eduardo Flores, Felipe Ribaudo, Marcos Conigliaro y Juan Ramón Verón. El DT, por supuesto, era Osvaldo Zubeldía.

Apenas a 13 minutos de haberse iniciado el encuentro, el Pincha se puso en ventaja luego de un buen quite de Carlos Pachamé, quien habilitó a Ribaudo. El delantero, con un derechazo, venció al arquero paulista Wildir y marcó el 1-0. El segundo y último tanto del partido lo marcó La Bruja Verón a los 36 del segundo tiempo, liquidando el partido y dándole al León su primera Copa Libertadores de tres consecutivas que ganaría el conjunto de Zubeldía entre 1968 y 1970.

Ese año quedará marcado con fuego en la historia de Estudiantes ya que en octubre logró la única Copa Interncontinental de su historia, en aquel recordado ida y vuelta ante el Manchester United en la Bombonera y en Old Trafford.

El 16 de mayo de 1968 quedará grabado en la mente de todos los pinchas como el inicio de la historia internacional de un club que marcó época y que, en 2009, y de la mano Juan Sebastián Verón, hijo de uno de los héroes del Centenario, volvió a subirse a la cima de América.

Artículos relacionados