El agujero en la barrera de Nasri, el 'hombre invisible', le cuesta el derbi al City

Nuestro dibujante Omar Momani presenta a diario su genial visión del fútbol internacional. Humor, ironía, color e ingenio.
Se acabó la imbatibilidad del Manchester City en su casa al caer en el derbi ante el United (2-3), su eterno rival, en un partido que remontó y terminó por perder al final, cuando ya todo hacía presagiar unas tablas en el luminoso. El actual campeón de la Premier había conseguido enderezar un 0-2 adverso y empatarlo (2-2).

Dos tantos de Wayne Rooney habían matado a los de Roberto Mancini, pero los goles de Yayá Touré y Zabaleta parecían frustar la victoria de los de Ferguson. No obstante, una falta botada por Van Persie y que se colaba por el hueco dejado en la barrera por Samir Nasri terminaba en el fondo de la red, sin que Joe Hart pudiese hacer nada por impedir el tanto.

Mancini aseguró estar triste por la forma en la que se dio la derrota: "Cometimos un error en la falta. Puse tres jugadores en la barrera, pero en realidad había dos y medio (en relación a Nasri)", se lamentó el técnico citizen.