thumbnail Hola,

Nuestro dibujante Omar Momani y su genial visión del fútbol.

Mientras los clubes de la Premier League trataban frenéticamente de cerrar las contrataciones de jugadores el viernes, el Liverpool vio como los rivales se les adelantaban en todos sus objetivos.

El Liverpool no quiso llegar a un acuerdo con el Fulham en cuanto al valor de Clint Dempsey acabó con el jugador en el Tottenham.

Otro de los objetivos de los reds, Gastón Ramírez, estuvo envuelto también en el furor del cierre del mercado, yéndose al Southampton.

Ahora Brendan Rodgers debe proteger a Luis Suarez y mantenerlo alejado de objetos punzantes hasta enero, ya que el entrenador del Liverpool se enfrenta a la primera mitad de la campaña con números reducidos en el ataque.

Artículos relacionados