thumbnail Hola,

Nuestro dibujante Omar Momani y su genial visión del fútbol.

En Barcelona deben estar dándose la cabeza contra la pared pensando en cómo se les escapó la Supercopa. Los catalanes estuvieron cerca del 4-1 en el partido de ida pero la realidad marca que no pudieron obtener el trofeo.

Siguendo a Victor Valdés, la mala suerte del Barça se extendió cuando en el minuto 11, Javier Mascherano erró en un rechazo y dejó a Gonzalo Higuaín solo contra el arquero Culé, que no pudo evitar el gol del Real Madrid.

Sólo ocho minutos más tarde aparecieron más problemas para los hombres de Tito Vilanova, cuando Gerard Piqué no despejó de primera y le dio un segundo a Cristiano Ronaldo, que con un taco magnífico se llevó la pelota por encima del defensor y luego definió ante Valdés.

Para completar una jornada nefasta, Adriano le hizo falta a Cristiano, que se escapaba para meter el tercer gol del Madrid, y vio la roja.

Faltó un gol para que el exquisito tiro libre de Lionel Messi tuviera más valor y le permitiera al Barcelona quedarse con la Supercopa en el Santiago Bernabéu, que fue testigo de un concierto de errores del equipo de Tito Vilanova.