thumbnail Hola,

Sería por los amistosos a beneficio disputados entre 2012 y 2013. Según el diario español El País, la Guardia Civil analiza cinco transferencias por más de seis millones.

La Guardia Civil Española estaría investigando otra vez a Leo Messi por un supuesto fraude fiscal. Están bajo la lupa cinco transferencias, por valor de alrededor de 1.300.000 dólares cada una, procedentes de los organizadores de dos partidos benéficos de 'Lionel Messi y sus amigos contra el resto del mundo', según informa el diario El País -de Madrid-. A días del comienzo del Mundial, el jugador de la Selección argentina sería otra vez noticia por un supuesto lavado de dinero.

Los partidos investigados en cuestión, serían los jugados entre 2012 y 2013 en México, Colombia, Perú y Estados Unidos. La investigación en torno a estos espectáculos benéficos no estaría relacionada con el expediente abierto por la Agencia Tributaria de España a Messi hace unos meses. En teoría, las transferencias por dichos acontecimientos habrán acabado radicadas en el paraíso fiscal de Curazao (en las Antillas Holandeses), según indica el periódico español.

Así, los investigadores habrían abierto diligencias por los presuntos delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal sobre la empresa G. Marín-Messi. Guillermo Marín, empresario argentino de Imagen Deportiva, es además amigo personal de Leo y la persona de confianza de Messi en la gestión de todos sus partidos benéficos, según informa El País.

Jorge Horacio Messi, padre del jugador, y el propio Lionel reconocen la amistad con el empresario. "Lo conozco desde 2006 y organiza los partidos de mi Fundación. El que contacta es mi padre, yo no", reconoció el crack de la Selección a la Guardia Civil.

Messi y su padre han declarado como testigos y ambos defienden que no hubo lucro personal en dichos partidos, pero el abogado en España de Total Conciertos -empresa que organizó uno de esos espectáculos- ha entregado a la Guardia Civil cinco justificantes de transferencias bancarias por un total de 6.821.000 dólares, aproximadamente, en los que se demostraría que tanto Messi como otros jugadores habrían cobrado dinero por presentarse a jugar.