thumbnail Hola,

A pesar de ser el goleador de la Serie A, hacía cinco años que el delantero no convertía un gol por copas internacionales. Pero ante Benfica se sacó la mufa...

Cuando Carlos Tevez dejó la Premier League después de siete años, se estimó que necesitaría un tiempo de adaptación a la Serie A. Pero no, Carlitos demostró que sigue siendo uno de los mejores delanteros del mundo y, en su primer temporada, ya lleva 18 goles en 34 partidos, siendo el segundo máximo goleador del torneo, dos tantos por detrás de Ciro Inmobile. Pero todavía tenía una deuda pendiente, y la pagó ante Benfica.

El último gol de Tevez por competencias internacionales europeas fue el 7 de abril de 2009. El Apache todavía estaba en Manchester United y debía enfrentar a Porto en Old Trafford, en la ida por los cuartos de final. El ex-Boca metió el 2 a 1, a cinco minutos del final, pero Mariano González, ahora en Estudiantes, puso el empate a los 89'. De todas maneras, el United vencería al conjunto portugués, eliminaría en semis a Arsenal y llegaría a la final, donde terminaría cayendo ante Barcelona en Roma. Luego, además, perdería la Supercopa de Europa ante Zenit.

Tras esa derrota, se fue a la vereda de enfrente. En Manchester City estuvo 4 años y jugó una Europa League, durante la temporada 2010/11, y dos Champions League: la 2011/12 y la 2012/13. En la primera disputó 7 partidos, ante Politehnica Timişoara, Salzburg y Juventus, en la fase de grupos; Aris, en dieciseisavos; y Dinamo de Kiev, en octavos, donde quedó eliminado. Durante su primera Champions con los Citizens estaba peleado con Roberto Mancini y sólo vio 9 minutos de acción ante Napoli, pero en la segunda estuvo en 5 de los 6 partidos del grupo, antes de quedar sfuera. Enfrentó a Real Madrid (x2), Ajax (x2) y Borussia Dortmund.

En Juve no tuvo mucha más suerte. Llegó en agosto del 2013 para reforzar a un equipo que aspiraba a pelear hasta el final la Liga de Campeones, pero terminó quedando afuera en la fase de grupos. Disputó todos los encuentros de su grupo: Copenhague, Galatasaray y Real Madrid. Al quedar eliminado en esa primera fase, automáticamente la Vecchia Signora tuvo la oportunidad de disputar la UEL a partir de los deiciseisavos de final. Jugó las vueltas de los partidos ante Trabzonspor y ante Fiorentina, en octavos, y serie completa ante Olympique Lyonnais.

Fueron, entonces, 24 partidos sin marcar, ante 15 rivales distintos: 1.972 minutos, en total. Una marca demasiado alta para un goleador de su categoría.

Artículos relacionados