thumbnail Hola,

Tras casi diez temporadas, su contrato con Inter está por vencer y no lo renovó. A los 33 años, sigue vigente: River ya lo descartó y la MLS parecería ser la opción más firme.

Esteban Cambiasso está en el radar de varios clubes del mundo. River, por caso, soñó con repatriarlo para sumar voz de mando y jerarquía a un equipo cuyo mediocampo no es su principal problema. También se habla del Cuchu como variante de Fernando Gago para la Selección Argentina, habida cuenta el flojo rendimiento del volante de Boca y su endeble físico. Sin embargo, la versión más sólida de los últimos días vinculó al ex Independiente con la Major League Soccer de los Estados Unidos. El contrato que lo une al Inter está a punto de vencer pero, a los 33 años y luego de casi diez temporadas en Milán, Cambiasso se lo toma con calma: “¿Angustiado? ¿Preocupado? Lo único que me alarma es perder el domingo”.

“Los ciclos se terminan, es la vida, es natural. Todavía no he hablado con nadie sobre mi futuro. No tengo nada que ver con ningún otro club. Vivo el día a día. Lo que me hace feliz es jugar al fútbol y voy a seguir, eso seguro. Quizá algunos se cansaron de tanto verme. Vengo jugando 40 partidos al año. Tal vez por eso piensan que soy más viejo que Pirlo o Xavi, pero tengo 33 años”, reflexionó el zurdo. “Pase lo que pase en los próximos meses o años, mi más bella historia como jugador, mi historia de amor la he vivido acá. No me podría imaginar viviendo una historia similar en otro lugar. Me cuesta imaginarme enfrentando a Inter”, manifestó el futbolista que disputó 74 partidos internacionales con la Selección.

En la misma entrevista con el diario italiano Repubblica, el ex Real Madrid también analizó el deslucido presente del calcio. La Liga italiana atraviesa una crisis similar al fútbol argentino, con partidos poco vistosos, tediosos para el espectador y con el triunfo como objeto excluyente. La especulación y la avaricia están instaladas y eso repercute en el nivel general: “La Liga nunca perderá la intensidad competitiva que le da la gente, pero sólo importa ganar, no divertirse. Es un modo de pensar de todos los que vivimos día a día en Italia. Debe haber alguna razón. ¿Maquiavelo nació aquí, no? Además, los problemas económicos de los clubes no son algo nuevo”.

Artículos relacionados