thumbnail Hola,

Rogelio Gabriel la rompió en la filial del Benfica donde marcó los cuatro tantos de su equipo ante el Sporting Covilhã. Fue su 12° grito en nueve juegos con el equipo B.

Rogelio Gabriel Funes Mori, aquel que fue denostado hasta el cansancio por gran parte del público riverplatense y la burla de los hinchas rivales, hoy juega para el Benfica B de Portugal y es noticia. Su equipo goleó por 4-0 a Sporting Covilhã, que está en mitad de tabla, y momentáneamente alcanzó a la filial del Porto en la cima de la tabla Liga de Honra (la segunda división portuguesa) con 60 puntos. Pero el hecho a destacar es que el Mellizo marcó los cuatro tantos de su equipo y nuevamente fue la gran figura.

El 9 llegó al Benfica en agosto de 2013, como parte de pagó del uruguayo Rodrigo Mora, casi regalado para los números que Pasarella pretendía en aquel momento por el mellizo (10 millones de dólares). Debutó el 15 septiembre con el segundo equipo de las águilas ente el Leixões y fue el encargado de poner el 1-1 parcial a los 34 minutos de la primera etapa, para que luego su equipo gane por 5-1. Desde ese día hasta esta jornada, jugó 8 partidos, 649 minutos, para la filial y marcó 12 goles. Números más que auspiciosos.

La contracara es su producción para el equipo principal que dirige Juan Jesús. Jugó tan sólo 29 minutos de las siete veces que fue al banco por la liga y no logró marcar. En la copa portuguesa tiene sólo dos partidos como titular y en otro ingresó desde el banco, sumó 157 minutos en cancha y tampoco marcó.

El Mellizo, ante Sporting Covilhã, marcó los cuatro goles de su equipo, que llegó a la cima de la segunda división. Rogelio facturó a los 29 y a los 31 minutos del primer tiempo, para asestar los primeros dos mazazos. Y en la segunda mitad, cinco minutos le bastaron para sentenciar la historia. A los 30 de esa segunda etapa, embocó el tercero y, a dos minutos del final, estampó un verdadero golazo que hizo vibrar al puñado de hinchas que se dieron una vuelta por el Caixa Futebol Campus, la lujosa cancha de entrenamiento del Benfica.

Por si fuera poco, los cuatro tantos se los marcó al iraní Alireza Haghighi, frecuente convocado por el portugués Carlos Queiroz para su selección, la misma que enfrentará a Argentina en el Mundial... ¿Lo habrá visto Sabella?

Relacionados