thumbnail Hola,

El jugador de Sampdoria decidió hablar sobre la situación que vivió hace unos meses, su separación de Wanda Nara y su momento futbolístico. "Cada uno se maneja como puede", soltó.

La novela estalló allá lejos, por octubre de 2013, y se terminó confirmando a las pocas semanas, en noviembre. Maximiliano López y Wanda Nara se habían separado y el tercero en discordia era Mauro Icardi. Tres meses pasaron ya y aún se sigue hablando de la polémica separación, pero si algo restaba era la palabra de los protagonistas de la historia. Y el que decidió romper el silencio, al menos de forma oficial, fue el futbolista de Sampdoria.

"La vida es extraña, la gente es extraña, es rara, hay de todo. Yo no puedo decir lo que pienso de esta situación delante de una cámara. Hay códigos, no sólo dentro del fútbol, sino en lo general", comentó en una entrevista a TyC Sports. "Cada uno se maneja como puede en la vida. Hay gente que es más capaz y gente que no", agregó, picante. ¿Los destinatarios de estos mensajes? Su examigo y su exmujer.

La intención de López es clara. Limpiar un poco su imagen tras las incesantes críticas que debió soportar durante los últimos meses, no sólo en el plano deportivo debido a sus flojas actuaciones, sino en cuanto a su ética y moral como persona. "Mientras yo me maneje bien, sea un ejemplo para mis hijos y una buena persona, con los demás, me puedo quedar tranquilo", aseguró.

Claro, es que de parte de la mayor de las hermanas Nara se hicieron trascender documentos personales y cuestiones de su vida privada como pareja que, efectivamente, hacen quedar al futbolista como el villano de la película. Tanto es así que aún no puede ver a sus hijos tanto como quisiera: "No es fácil no ver a mis hijos. Lucho por mis hijos y me gustaría estar todo el tiempo que tengo que estar".

Entre demandas por fotos publicadas y dinero adeudado, la novela continúa su curso natural y los medios que se nutren de este tipo de problemas la siguen día a día. "Yo soy un tipo de fútbol y consumo fútbol, pero se terminaba hablando de muchísimas otras cosas. Yo me mantengo al margen y hablé adentro de la cancha", sostuvo, alejándose así de las polémicas. Aunque no le tembló el pulso a la hora de hablar del tema que todos querían escuchar.

"Capaz algún día me lo encuentre en una cancha y me cagaré de risa", soltó, como quitándole importancia al asunto. Habrá que esperar para ver si el tiempo le dará la razón, aunque desde hace meses que, más que una comedia, todo esto es un muy digno culebrón.

Encuesta del día

Sabella dijo que podría contar con un cuarto arquero en la lista de 30 preconvocados para el Mundial. ¿Quién te parece que debería ser?

Relacionados