thumbnail Hola,

Flamante refuerzo de Sampdoria, el delantero argentino deja a un lado las historias mediáticas y pretende centrarse en su carrera. "Pienso sólo en el fútbol y en anotar", aseguró.

Cambio de vida, cambio de casa. Cambio de club. La famosa historia mediática que se ha extendido a su alrededor en los últimos meses -vinculada a su exesposa- ha amenazado seriamente con poner en peligro su futuro profesional. Sin embargo, el argentino Maxi López no perdió el foco y siempre tuvo como prioridad su carrera, que ahora lo encuentra, nuevamente, en Sampdoria.

"Cuando se contemplaba esta posibilidad, pensé que era el momento adecuado para salir. Era una opción que me interesaba mucho. Hace unos días llamé a Mihajlovic; sé la seriedad y el proyecto de la familia Garrone, y no lo dudé un momento. Siento que tomé la decisión correcta", dice el ahora ex-Catania, en declaraciones a La Gazzetta dello Sport, y asegura acerca de su nuevo equipo: "Es el lugar ideal para sentirse futbolista, lo que necesito en este momento".

Por otra parte, el argentino opta por no polemizar respecto a la relación que mantiene la madre de sus hijos, Wanda Nara, con su excompañero de equipo Mauro Icardi. "Sin rencores. Sólo pienso en mí y en la tranquilidad de mis hijos, que es lo único que importa en esta historia", suelta un López que prefiere prestarle más atención a la pelota que a los chismes.

"Pienso sólo en el fútbol y en hacer goles. Esta es mi nueva misión, para volver a cuidar de mí mismo, jugar y divertirme. Quiero sentirme bien y jugar", explica el delantero surgido de River, que agrega: "¿Nuevo amor? Vamos a decir que mi nuevo amor es el fútbol; creo que es mi momento y quiero volver a jugar a lo grande".

Relacionados