thumbnail Hola,

El entrenador de Inter le mandó un mensaje al delantero argentino, que no juega hace un mes. Una pubalgia lo tiene a maltraer y su romance mediático no lo ayuda en nada.

Hace rato que Mauro Icardi no juega. Los últimos minutos en cancha del delantero argentino de Inter fueron el 22 de diciembre, en el clásico de Milán. Encima, el equipo no atraviesa un buen momento y el entrenador Walter Mazzarri lo necesita. Por eso, luego de la derrota ante Genoa, el DT fue irónico con el argentino.

Luego de perder en el Estadio Comunal Luigi Ferraris, el entrenador habló con la prensa y avisó que no diría nada de los árbitros. Pero tenía mucha bronca por un supuesto penal que Nicola Rizzoli, el representante italiano en el Mundial de Brasil, no sancionó. Entonces, un periodista le preguntó por Icardi, de quién últimamente se conoce demasiado la vida privada.

"¿Cómo está Icardi? Cuando se entrene conmigo, sabré un poco más", dijo Mazzarri, ya sin ocultar su enfado y mandándole un mensaje al jugador de 20 años que se encuentra lesionado. El argentino padece de pubalgia y se especula con una posible vuelta a las canchas el próximo fin de semana, cuando Inter reciba nada menos que a Catania, equipo en el que juega Maxi López, la expareja de Wanda Nara, actual novia de Icardi.

A fines del año pasado, tanto Mazzarri como el Pupi Zanetti aconsejaron públicamente a Mauro porque entendieron que estaba descuidando su carrera. Su romance mediático fue, hasta ahora, mucho más relevante que sus minutos en cancha. El jugador estuvo de vacaciones durante los primeros días de enero y ahora lo están esperando. ¿O no, Mazzarri?

Artículos relacionados