thumbnail Hola,

El delantero del Catania no le permitió a los hinchas del Ciclón siquiera ilusionarse:"No voy a dejar Catania en esta situación difícil", dijo por Twitter el surgido en Platense.

La Copa Libertadores, se sabe, es una obsesión para todos los hinchas de San Lorenzo. Por esquiva, por indiferente, por haberla dejado pasar en la primera edición, y por ser la recurrente broma de los demás equipos, el trofeo genera emociones fuertes en los hinchas cuervos. Y si bien el recuerdo de la última Libertadores jugada no es muy grato (en 2009 quedó eliminado en la fase de grupos, ganando dos partidos y perdiendo cuatro), la anterior, cuyo sueño terminó en cuartos de final, todavía está latente en la cabeza de todos los hinchas. Por eso, ante una nueva clasificación, la memoria trajo al presente a algunos de los ídolos de aquella gesta.

Y el más presente en el imaginario colectivo cuervo es, sin dudas, Gonzalo Bergessio. El nombre del delantero, que dejó mudo al Monumental con sus dos goles para eliminar a River en octavos de final de la edición 2008, sobrevoló Boedo en los últimos días. La posibilidad de volver a participar del certamente continental tras cinco años entusiasmó a todos en el Bajo Flores, pero el propio Bergessio se encargó de aplastar la ilusión.

"Gracias a todos por sus mensajes #Libertadores, pero no voy a dejar Catania en esta situación difícil. Hasta el final me voy a quedar acá", dijo el punta surgido en Platense a través de su cuenta de Twitter. Y peor aún, porque ante la pregunta de un seguidor, también dejó entrever que es complicada la salida de su compañero y exjugador de San Lorenzo, Pablo Barrientos. El Pitu, entonces, tampoco volvería en el corto plazo a vestir de azulgrana.

Catania marcha último en la Serie A, a cuatro puntos de Sassuolo, último equipo que se salva del descenso, y no levanta cabeza: tras 16 fechas, apenas ganó dos partidos, empató cuatro y perdió los diez restantes.

"Gracias a todo el pueblo Cuervo por su cariño, los quiero", tuiteó más tarde el delantero cordobés. Por ahora, los hinchas deberán conformarse con su cariño y esperar por la recuperación del uruguayo Martín Cauteruccio y de Gonzalo Verón.

Artículos relacionados