thumbnail Hola,

Tras el triunfo 3 a 0 de Inter sobre Udinese, el Cuchu se acordó de los que criticaban al exvolante de Vélez, quien este domingo volvió a convertir y le mete presión a Sabella.

Todas las dudas que Alejandro Sabella tiene para armar la defensa de la Selección Argentina, son certezas de mitad de cancha hacia adelante. Allí, no sólo los indiscutidos brillan todos los fines de semana en Europa. También aquellos futbolistas que aún no tienen el pasaje asegurado para el Mundial de Brasil se destacan y le meten presión al entrenador.

Ricky Álvarez volvió a destacarse jugando para Inter y, a seis meses del Mundial, revalida méritos para tener una chance. Hoy convirtió un gol en el triunfo de su equipo 3 a 0 sobre Udinese, que posiciona a los dirigidos por Walter Mazzarri en la cuarta ubicación de la Serie A. Esteban Cambiasso, referente del equipo, se acordó de los que criticaban al exvolante de Vélez: “Yo sabía que Ricky Álvarez jugaba así. No lo dije antes porque si no iban a pensar que acá había una mafia de argentinos”.

Las palabras de Cambiasso sintetizan la carrera de Ricky en Italia. Tras una costosa adaptación a la Serie A, es ahora una referencia para el juego ofensivo de Inter. Titular en el esquema del entrenador Mazzarri, quien suele utilizarlo en posición de enganche y también como doble cinco junto al colombiano Freddy Guarín. Europa convirtió a Ricky en un futbolista versátil, cualidad que suele ser reclamada por el técnico de la Selección.

Este domingo volvió a convertir y a ser fundamental en el entramado ofensivo de su equipo. Su figura creció en estas últimas fechas de la Serie A, en las que Inter no pudo contar ni con Diego Milito ni tampoco con Mauro Icardi, ambos lesionados, y el DT optó por ubicar a Rodrigo Palacio como único delantero. Así, con el bahiense en la soledad de la primera línea, Ricky integró un mediocampo superpoblado y abocado a la doble tarea de recuperar y abastecer a Palacio. No decepcionó.

Como suele ocurrir meses antes del inicio de una Copa del Mundo, los entrenadores empiezan a afinar la lista en busca de los 23 apellidos finales. Álvarez, por características y posición, podría competir por una plaza con Erik Lamela, José Sosa y Augusto Fernández. La ventaja del de Inter sobre estos últimos es concreta: el primero no es titular en Tottenham, el segundo compite en una liga como la Ucraniana, de mucho menor resonancia que la Serie A, y el tercero integra un equipo como Celta de Vigo que deambula en la mitad de tabla de la Liga.

Artículos relacionados